INAUGURACION DEL PABELLON ARGENTINO EN LA BIENNALE: ‘NO SE ESCUCHAN NI LAS CUCARACHAS’

Cristina Civale tiene siempre ese tono de señora gorda ofendida y que habla desde un lugar de distinción y en el que las mujeres ocupan el tiempo producivamente. Ella no entiende la diferencia entre ‘ocio’ y su negación (‘neg-ocio’). Sin embargo esta crónica vale la pena ser reproducida textual porque tiene mucha información que hoy a la noche quiero analizar:

Imagen

 

Cristina Civale dixit:

‘Me llegó una invitación firmada por Liliana Mazure- en realidad me llegaron dos invitaciones- donde la presidenta de la nación, la Dra. CFK, me invitaba dentro de un contexto de protocolo ceremonial, a asistir a la inauguración del Pabellón Argentino en la 55a. Bienal de Venecia en la que Argentina está representada por la artista Nicola Costantino con su serie Eva-Argentina: Una metáfora contemporánea,  una concesión de la artista rosarina a la serie que ella había decidido llamar  Sinfonía inconclusa.

La invitación para la presentación en la ciudad de BsAs de la bienal tenia fecha de hoy, miércoles 29 de mayo, y provenía de un mandato de la Dra. Kirchner para cortar la cinta del nuevo pabellón argentino en Venecia hoy a las 4pm hora europea. A las 11am de Buenos Aires el Museo del Bicentenario, lugar de la cita exclusiva, marcaba una cuadra larga de cola. Los señores que controlaban el ingreso calmaban a la turba bastante trranquila prometiendo que todos entrarían. Y fue verdad. Entre los que hacían fuerza o presencia en la puerta de Hipólito Irigoyen al 200 se encontraban Federico Luppi, Marcelo Schapces, Rep, Horacio Peña, Juan Sasturain y algunos pocos otros artistas (que durante la espera bromearon o no con que la presidente anunciaría subsidios para artistas mayores de 50 años). El ingreso fue prolijo, calmo y ordenado y cuando todo estuvo en su sitio, se ubicaron en la primera fila Nancy Duplá y su marido, Pablo Echarri; también fueron de la partida vip Yuo Noé, Gyula Kocice, Coco Blaustein, Horacio Peña y algunos otros artistas no demasiado destacados por su talento.

En el mientrastanto de la ubicación del personal dispuesto para la presentación -desde militantes de la Cámpora hasta segundas filas de directores de cine beneficiados por subsidios del INCAA pasando por chicos de la Villa 21 donde su ubicará la subsecretaría de cultura de la Nación, también aparecía el director de la TV Pública y de Radio Nacional, Tristán Bauer, el director de INCAA TV, el bello Eduardo Raspo; el secretario de cultura de la Nación, el rancio Jorge Coscia , y más atrás, la directora del INCAA, la nice Liliana Mazure.

En vivo, sin auriculares, los técnicos probaban el sonido; acción que se convirtió en una gracia si no fuese porque en realidad fue un papelón. El link de Venecia hablaba con el link del museo del bicentenario: “No se escuchan las cucarachas”… “¿La traductora va a hablar arriba del presidente de la bienal o va a hacer una pausa?” “Se cayó el skype”. “Concectá el híbrido”. Cuando los directores de las ciudades a conectarse on line dieron el ok sin ninguna discreción y ante todo el público presente, éste estalló en un aplauso cerrado que también escondía algo de vergüenza por la torpeza de la operación.

La cita fue a las 11 de la mañana, pero recién algo antes de la 1 de la tarde apareció la presidente, estupemendamente delgada y vestida de negro,  y se realizó la conexión. Me puse colorada cuando la Dra. CFK le cedió la palabra Budou desde Venecia. Sí, el viceprenciente que fabrica billetes fue el encargado de presentar a Nicola Costantino y su obra. Por suerte sus palabras tuvieron la brevedad de su conocimiento  y luego le dio la palabra a Nicola C. que, algo turbada, agradeció la oportunidad de inaugurar el pabellón argentino. Estaba secundada por notables artistas visuales de nuestro país: destaco a Marta Minujín, vestida de verde flúo; más discretos pero intensos por la contundiencia de su obra se encontraban como laderos Miguel Harte, De Girolamo, Magdelena Jitrik, Julio Le Parc y otros tantos nombrados puntualmente por la presidente -suponemos que con un texto escrito por Parrilli- que nunca nunca mencionó al curador virtual de esta bienal en su expresión nac&pop, Fernando Farina. Un olvido raro.

CKF habló con mucha precisión y brevedad de la obra de Nicola mientra la tevé mostraba muy pocos angulos de su intervención; el resto de los minutos -algo más de media hora- los dedicó a destacar cuánto del PBI tomaba la cultura, cuántos museos se habían abierto durante su gestión, cuantas películas exitosas se habían estrenado durante la tal y muchos otros elogios a su propia gestión cultural. Al cierre de su discurso, la tv mostraba a los invitados en Venencia algo abrumados por el largo olvido de CFK que tampoco cerró su discurso mencionándolos. Se olvidó. Le pregunté, cuando todo ya había terminado, al secretario de cultura, Jorge Coscia, a qué se debía ese desplante: una invitación para celebrar la apertura de la bienal de Venecia que terminaba con cifras dichas por la presidenta sobre su gestión en el área cultural y que se olvidaba de cerrar el evento con unas palabras a los aritstas y gestores reunidos en la ciudad de los canales. Coscia me dijo: “Es que cuando hay transmisiones así siempre pasan estas cosas”. (??????)

En fin: una tristeza ver las caras arrumbadas de la artista insignia de este año y de los artistas invitados por la presidencia que en un plano desprevenido fueron exhibidos como tipas y tipos manoseados por un objetivo que no los incluía.

Los que asistimos con entusiasmo para ver la obra de NC, nos quedamos con las ganas de ver el despliegue de su instalación de lo que se mostró casi nada. Sólo nos quedan, porque tenemos buena leche, las palabras de la presidenta, dichas en el medio de su discurso lleno de otras cifras: “Me atrevo  a decir que esta muestra va a ser muy visitada”.

No aplaudimos.

PD: Un poco más tarde agrego que la presidenta anunció, no sé si fue realmente oficial. que se haría Artépolis y que “vamos por más”, refiriéndose a que están buscando dónde hacer una bienal. Todo terminó con sus dichos sobre que la cultura tb se hace en casa paso de discurso que sirvió para cerrar el acto con la presentación de dos niños cuyo sueño era conocerla. Afortunados ellos. La conocieron en vivo y no x la tele, como alguno de sus padres pretendía venderles diciéndole que era lo mismo. Pero cuando todos ya nos estábamos parando, la presidenta volvió al púlpito y anunció, otro anuncio, que Kosice le acaba de dar un catalogo en el que se anunciaba que exhibiría en octubre próximo en el Pompidou. Divino.’

SUBSCRIBITE A ESTE BLOG DEJANDO TU EMAIL EN LA PARTE DERECHA SUPERIOR DE ESTA PAGINA