Rodrigo: Creo que tu arte es un arte profundamente rico por muchas razones pero sobretodo por sus contradicciones. Mi primera pregunta es: Sos solo un chico con facilidad para el pincel al que le gustaba Mario Bros y la revista Mad? O existe una tematizacion de eso en referencia a Escher, la pintura Egipcia, el art deco, etc. Me gustaría saber, en tus palabras, si tu proyecto es un proyecto intelectual o es un proyecto de un tipo con capacidad mecánica y que se pone a laborar como loco?

 

 

 

 



TODO o DORMIR

 

San Poggio Bueno, la verdad es que no tuve family game ni iba a jugar a los videos, no me despertaban ninguna inquietud… de la revista Mad no se nada, pero si leía mucho los ejemplares de las revistas Humor o Satiricón, aunque no se si tienen que ver con Mad… Decir que es un proyecto intelectual es extraño, pero realmente no soy un tipo con capacidad mecánica, algunos me dicen que sí, pero a mi me cuesta bastante y lo que más me gusta es dormir… puedo estar un tiempo sin trabajar, acumulando algunas ideas, imágenes, leyendo, mirando películas, hasta que finalmente retomo el trabajo… pienso que el tipo de imágenes al que llego actualmente surge de una acumulación de obsesiones e intereses de toda clase que se van dando en ese tiempo y que se junta a lo que nunca se van y se vuelve a reiterar en mi cabeza una y otra vez… cuales son esos cosas? bueno, muchísimas, algunas que se repiten son las imágenes medievales, las pinturas votivas, la arquitectura de los imperios y las dictaduras, la propaganda política, la ciencia ficción, Cándido López, Bach, Kubrick, Buñuel, Frank R. Paul,  el surrealismo, los melodramas, la escritura de la Historia, el control sobre las personas, la muerte, la perversión… desde cosas como el ejército de terracota hasta una postal que encontré el otro día de una pareja besándose con una frase de amor… confieso tener una extraña fascinación hacia las estaciones de servicio abandonadas en el campo… en fin, me fui de la pregunta?

 

 

 

Rodrigo: Si te fuiste. Respondeme acotando un poquito el universo de tus amores y deseos que, como te imaginaras, los tenemos todos. Estas deprimido?

 

San Poggio: Si, me fui… bueno, sintetizando, te puedo asegurar que no tengo facilidad, me cuesta bastante hacer las cosas, pero he adquirido oficio durante unos cuanto años, fijate que hice mi primer muestra a los 15, y he aprendido e inventado recursos para llegar medianamente a lo que imagino. Durante todos esos años fui desarrollando algún tipo de proyecto intelectual, como decís vos. Cuando emprendo una pintura, por ejemplo, pienso muchísimo qué va a suceder ahí, no dejo detalles al azar, cada personaje, construcción y color debe funcionar como un reloj en mi monólogo interno, todo esta puesto ahí por algún motivo. Deprimido? no, por? 



 

Rodrigo: Porque decis que lo que mas te gusta es dormir y supongo que a vos lo que mas te gusta es pintar. Cuanto te lleva hacer uno de esos cuadros? Y cuantas figuras tiene un cuadro promedio tuyo? 

 

San Poggio: Lo que me pasa es que no quiero irme a dormir y termino durmiendo por agotamiento, pero a la mañana siguiente me doy cuenta que seguiría durmiendo años, que la construcción onirica que se da en esas horas es una especie de vida paralela fascinante a la que me gusta volver. Pero si, lo que más me gusta es pintar entre otras cosas. Terminar uno de los grandes me lleva mínimo tres meses… figuras? ni idea, nunca las conté, a ver… el ultimo grande tiene unas setenta…

 

Rodrigo: Como ocurrio el paso de un obra como la que yo tengo ‘El Condensador de Flujos’ o algo asi, que es profundamente art deco y frontal con algo de Pablo Siquier si se quiere a estos laberintos con muchas narrativas. Como pasaste de la ‘naturaleza muerta (por llamarlo de alguna manera) a esas monumentales epicas ‘San Poggianas’. 

 

IMAGEN Y SONIDO 

 

SP: Fue un camino que, creo, se inició cuando empecé los libros de la serie “antropología ficción”, en el 2003, 2004. Hice unos 80 y casi no hice pinturas en ese tiempo; cuando la retomé, en el 2005, empecé a realizar objetos en el medio de la tela, con un fondo de color. Pienso que influenciado por haber hecho esos objetos reales, pinté objetos solos en la tela. Los llamé electrodomésticos… me interesaba la imagen que prometía la tecnología a principios del siglo xx en la ciencia ficcion y las revistas de divulgacion o en la secciones “en el año 2000…”, pero quería mostrar un aparato más bien tosco y de incierta funcionalidad… Luego, decidí que ese aparato debía tener algun tipo de acción, asi que sumé algún personaje que de alguna manera lo active y le de un uso dentro de la ficción. Paralelamente continuaba con otras fases de la serie “antropología ficción” (como los packaging de productos) y era mucha la información que descargaba en forma de textos. De alguna manera las pinturas empezaron a ser un suerte de imágenes de esa serie… Bueno, entonces… tenia primero el objeto, luego le sume el personaje que actúe con él y ahora me faltaba quién miraba esa acción… ahi pensé en realizar esas especies de “recitales”, en la que hay masas de personas contemplando la escena. También, aparte, escribía algunos textos literarios cortos, que imaginaba se debían leer al unísono, superponiendo una palabra con la otra y leídas a la vez, cosa que era imposible, asi que los tiré. Entonces recuperé esa idea y pinté muchas escenas a la vez que pudieran observarse al mismo tiempo. También lo relacionaba con el contrapunto musical, varias escenas al mismo tiempo que suenan diferentes, pero que en el conjunto forman una composición. No digo que eso sea la idea rectora de los trabajos, pero fue un inicio…

 

Rodrigo: Eso es muy interesante porque eso significa que vos no esperas que el ojo del espectador vaya a un lugar de tu pintura y lo decodifique (en su narrativa) para luego pasar a otra sino que el efecto que buscas conseguis es sincronico. Es decir, ver todas las historias como conformando una gran constelacion de historias. No hay narrativa sino que hay un conjunto de narrativas que importan en tanto conjunto. Estoy en lo correcto? 

 

PINTURA EN LOOP 

 

 

San Poggio: Claro. Pero no impongo eso al espectador, se que es muy difícil, pero sí puede imaginarse y ser una manera de entrar a la pintura. Si bien cada uno de esas pequeñas escenas pueden funcionar solas, y tal vez de cada pintura grande pueda hacer cuarenta pequeñas, en la composición finalmente sí creo que conforman una gran narrativa donde cada escena tiene relación con la otra y en donde sí hay un elemento definido y que, digamos, impone la narrativa, ese elemento que digo es el espacio donde se situan, y la arquitectura que se representa… en las últimas pinturas, ademas, sume, no se bien como llamarlo, pero una especie de pintura en loop… más bien quiero decir que la imagen no tiene un fuera de escena, el espacio y la narrativa no siguen afuera de lo que no se ve, en algunos casos los cuatro lados de la imagen se leen en continuidad, me explico? y en otros sólo dos lados. En el caso de los cuatro lados imagino que lo que se ve formaría una esfera… hay muchas piezas que no se ajustan a esto,  pero que sin embargo las pienso en un gran conjunto… 

 

Rodrigo: Pintura en Loop! Brillante. Esto quiere decir dos cosas: en primer lugar que tus imagenes funcionan como texto y tienen temporalidad. Se leen de izquierda a derecha? Aclarame un poco mas como funciona este loop? 


PINTURA EN BUCLE 

 

San Poggio: lo llamé loop o bucle, me gusta más como suena bucle, no se si es el término adecuado, pero si entendemos que el bucle se origina cuando al llegar al límite de algo este algo vuelve a repetirse, podría ser el termino; y los límites de ese algo podría aplicarse a los bordes de la pintura. No hay una lectura  de izq a derecha o hacia una dirección determinada. Claro que el espectador suele realizar esta lectura en la inercia que se hereda de la lectura alfabética, pero al realizar las pinturas no las pienso con esa lógica; podría comenzar desde cualquier punto y de ahi seguir un camino singular dado por el movimiento del espectador, y aca me parece que se da la temporalidad de la que haces mención, será el espectador quien le aporte temporalidad a la pieza, como en “la montaña mágica”, donde Mann juega con el tiempo del lector con sus 1000 páginas. Por qué decis que funciona como texto? un texto creo que es algo más lineal, me parece que estas imágenes son como una red, o tal vez tenes razón, son texto pero en forma de cuadro sinóptico 

 

 

 

Rodrigo: Digo que funcionan como texto porque existe es linealidad de izquierda a derecha o de derecha a izquierda, si insistis. Esto es interesante porque generalmente la pintura es sincronica. Una la ve en un instante. Tus pinturas claramente son diacronicas, uno empieza en un lugar y es llevado a otro para terminar en otro. Lo que me sorprende de esto es que al ser un loop, uno termina donde empezo. Ahora hablame un poco de tus historias. Veo muchas mujeres y muchas decapitaciones. Que pasa dentro de este loop? Que es aquello de lo que no nos podemos escapar? 


EL DOLOR DEL AMOR EN LOOP 

 

 

San Poggio: La reiteración de la historia es algo que siempre me causó impacto, desde chico; recuerdo una redacción que hice en la escuela primaria, tal vez algún amigo de esos años recuerde, en la que un grupo de marinos llegaba a una isla y quedaban atrapados ahi hasta morir y la narración terminaba donde otro grupo de marinos los veía desde  un barco en el mismo instante en que estaban muriendo, se acercaban a la isla a ver qué pasaba y eran estos nuevos marinos los que quedaban atrapados y vuelta a comenzar la historia. Aunque en este tipo de narraciones el final deja posibilidades al cambio y en la pintura no hay posibilidad de cambio, es exactamente la misma.  Entonces pienso en tu pregunta sobre de qué no podemos escapar, y podría pensar que de la historia. Una frase que siempre me resuena es una del Ulises, “la Historia es una pesadilla de la que estoy intentando despertar”. Tampoco se puede escapar de la violencia, la frase lo resume, una pesadilla es violenta. En la pelicula 2001 el primer acto de inteligencia del incipiente ser humano es la violencia. Respecto a lo que se ve en las historias en las telas, las mujeres, las decapitaciones… podría enumerarte unas cuantas referencias, pero no te podría contar qué es exactamente, es lo que intento entender cuando voy haciendo las imágenes, me interesa llegar a un punto en el que yo mismo no logro desentrañar qué pasa, que es todo eso? y me viene a la cabeza lo que dice El humano perfecto, el corto de Jorgen Leth, “hoy me pasó algo que espero entender en los próximos días”… Y tampoco podemos escapar del amor.    

 

Rodrigo: De tu respuesta anterior se desprende una suerte de adscripcion a la devastacion y a la violencia como pautas dadas con las que vos tejes algo mas. Es como si tus imagenes construyeran paz atraves de la reiteracion ‘en loop’ de una violencia que es inherente al ser humano. Pero cuando ya me estaba tranquilizando tiraste la bomba que deshizo todo lo anterior… ‘Y tampoco podemos escapar del amor’. Amor y violencia van claramente muy de la mano en tu pintura. Con que modelo de amor creciste? 


San Poggio: Es una pregunta muy difícil de contestar… en mi casa creo fue un amor convencional, con padres con idas y vueltas, pero que siempre me cuidaron; en mis asuntos, nada fuera de la comun tampoco, una serie de amoríos y desengaños hasta encontrarme ahora muy bien con alguien. Fui permeable a las violencias que se daban fuera de casa, sobre todo en los ’90, donde viví mi adolescencia. Y, no quiero ahondar en sucesos personales, pero supongo que el haber pasado por algunas circunstancias muy dramáticas han influido bastante. 


UN CORAZON ARGENTINO QUE SE ROMPE AGAIN AND AGAIN 

 

Rodrigo: Creo que en esas circunstancias muy dramaticas es donde tu obra logra validez. El nivel de dedicacion de tus pinturas habla de un trabajo de reparacion interna que vos no queres que termine. Es quiza por eso que hay cierto componente infantil en tu estetica. El loop en si mismo es infantil. Uno queda atrapado en una suerte de mantra en el que una estetica del dolor (infantil) se repite. Te rompieron el corazon y te ves atrapado en el drama de esa ruptura? Es tu arte profundamente romantico entonces? 

 

San Poggio: Es posible lo de la reparación interna, es una experiencia ineludible, aunque no hago terapia haciendo las obras, pero voy destilando esa experiencia para hacerlas. Lo de lo infantil, ahora que lo mencionas, tiene algo de cierto, hace bastante, por el ’98, hice una serie de pinturas dramáticas y violentas con el modo de hacer de un niño de unos 6 años y las presenté con un texto en el que decía que le había pedido permiso a los padres para ampliar los dibujos de ese niño a pinturas grandes; lo que quiero decir con esto es que de alguna manera cierta mirada infantil siempre estuvo. No me parece estar atrapado ahora en el drama de una ruptura (tomo la palabra ruptura para englobar una serie de desdichas, pero no se ajusta a una naif ruptura de corazón, no quiero ser misterioso, pero no me interesa contarlas), el tiempo se carga esas cosas y se las lleva, lo que noto es que soy bastante susceptible a los problemas cotidianos de la calle y la sociedad, me indigno mucho, y esas cosas se destilan también en la obras. No lo veo como algo profundamente romántico, podría funcionar un romanticismo ilustrado? el ingrediente de la razón sobrevuela constantemente, aunque la razón muchas veces se pega tremenda siesta y aparecen los monstruos. 

 

Rodrigo: Tras esta charla mi percepcion de tu obra cambio tanto. Yo diria que es Goya tu influencia y hay que estar bien atentos a lo que tenes para dar porque parece ser mas que interesante. Esta es la primera de varias entrevistas. Te mereces un seguimiento. 

 

San Poggio: Gracias por tu interés. Un abrazo!

 
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!