Imagen

Rodrigo: Vos transformas al arte concreto en algo poético y muy actual. Lo que veo en tus pinturas es un rango (quizá confusamente amplio) entre una reflexión pictórica de la abstracción con una critica casi frontal a Pablo Siquier y debo decir que tu critica es muy fuerte y certera. Pero la primer pintura que me recuerda a algunas obras de Alora y Calzadilla es realmente superior. Como es que no sos mas conocido?

Nahuel: Tengo dos recuerdos que me marcaron muchísimo. Uno en la retrospectiva de Félix González Torres en el MALBA, tal es así que algunas de mis obras se llaman igual que obras de él, como una especie de homenaje. Las muestras de los artistas conceptuales son las que más me llaman la atención para ver, con lo cual tu comparación con Alora y Calzadillas es un mimo para mi ego, ojalá llegue algún día a poder comprar un tanque de guerra para una obra ja.

El otro se remonta al año 2003/04 (época donde yo estudiaba en La escuela de Bellas Artes Carlos Morel de la ciudad de Quilmes), no conocía absolutamente a ningún pintor contemporáneo Argentino, solo conocía lo que me enseñaban en la facultad y con suerte llegábamos a Quinquela Martin como un contemporáneo.  Me la pasaba haciendo dibujos chiquititos en blanco y negro y mi profesor de pintura me decía que los pintores debían pintar con colores, hasta el día que entre al MALBA y me encontré con dos murales de Pablo Siquier, sin saber quién era él en ese entonces, pero me dije a mi mismo, “viste que se puede pintar en blanco y negro” (juro que fue así). La obra de Pablo Siquier, además de gustarme mucho, me influenció a la hora de pensar mis obras. Sería un mentiroso si lo negara, obviamente nunca intente copiarlo, ni nada parecido, es más un recuerdo muy feliz que tengo es de llegar a mi taller en San Telmo, que compartía con un amigo que integraba la beca Di Tella de ese año, del cual Siquier era el tutor y mi compañero de taller les mostraba sus obras a él y los demás becarios, pero antes de irse se me acerco y me pregunto si esa obra que estaba colgada era mía (la obra era Ningún lugar), y me dijo que estaba muy buena, que le gustaba… para mí eso, en ese momento fue hermoso y pensé: ¡por qué no me habré presentado a la beca!

Honestamente yo no veo en mi obra una crítica a la obra de Siquier. Respeto y admiro mucho a los pintores de esa generación, a él, a Burgos, a De Volder, a Dorr, fueron  muy importantes para mí, en mi formación, y la verdad decir que mi obra es una crítica a un pintor como Siquier, por lo menos me da como la sensación que quiero cagar más alto de lo que el culo me da.

La poética para mí, en la obra lo es todo (tal vez es una obviedad lo que digo). Me interesa mucho el concepto de la obra abierta y por ende las distintas imágenes, ideas y conceptos que me devuelven al ver mis obras, desde amigos y desconocidos que no conocen de arte, hasta artistas, creo que tal vez es ese el motivo más firme de la abstracción en mis obras, me obsesiona pensar qué le pasa a la gente que tiene una obra mía y la ve todos los días, qué piensa, a qué le hace acordar etc.

¿Por qué no soy más conocido?…  No tengo idea, y no quiero caer en discursos del tipo, porque no estudié en el IUNA, no tengo amiguismo, no sé… tal vez tenga mala suerte, la única vez que una galería se interesó en una obra mía, cerró a los dos meses o tal vez sea que solo a vos te parezca buena mi obra.

Imagen

Rodrigo: Bueno, vamos por parte. Creo que tu obra tiene un problema fundamental. Vos vascilas entre la instalación y el cuadro tradicional modernista y se puede hacer o lo uno o lo otro porque las dos cosas juntas ( por ejemplo: tu video) se quitan potencia entre si. Yo creo que tu fuerte esta en tus cuadros en tanto y en cual denotan una aproximacion a lo geometrico sin llegar a serlo. Es como que son suertes de atentados de Siquier pero equivocados y en eso creo que le dan vuelta a Siquier (en donde todo es por computadora y con asistentes) desde un lugar muy interesante. Como posicionas tu obra respecto de Siquier y Burgos… hablame de imágenes.

Imagen

Nahuel: Estoy feliz porque en dos preguntas que me hiciste me tiraste sobre la mesa dos puntos que son importantísimos para mí, casi como mi abc… el de la poética en la obra y lo del coqueteo con lo geométrico pero sin llegar a ser una obra de geometría pura. Digo esto porque siempre pensé en mi obra desde estos lugares, pero nunca lo hable con nadie y que me lo digas, me hace pensar que mis planteos ideológicos a la hora de producir, no son tan boludos y al fin y al cabo llegan a transmitir esas ideas.

Las obras de Siquier o de Burgos me gustan en su resultado final (las veo y me producen cosas, emociones, silencios, preguntas). Las estructuras con tintes arquitectónicos o de mapa de ciudad en las obras de Siquier, que cada vez se van haciendo mas y mas complejas en superposición y direcciones con el solo recurso del blanco y negro, me llaman poderosamente la atención y siempre pienso en qué dirección va, si la obra quedara toda negra o toda blanca, pensar en eso me fascina. Obviamente es mi interpretación y posiblemente no vaya para ninguno de esos dos lados. Con la obra de Burgos el asunto es distinto, tal vez porque lo conozco un poco a él, (concurrí 2 años a las clínicas de análisis de obra) lo vi trabajar, vi evolucionar sus obras, lo escuché hablar de ellas. Lo que siempre me pasa cuando veo algo nuevo de él es una sensación de misterio que me deja helado, sin poder dialogar, solo contemplar, como que la obra me está diciendo mirame, pero no me vas a ver, como si en ellas se escondiera una verdad universal que en un primer encuentro no lo vas a entender, onda listo pibe, ya lo viste, ahora anda a tu casa a dormir y te deja durante mucho tiempo pensando. Es curioso, porque es bastante ecléctica su obra, pero me sigue pasando lo mismo, como cuando vi un Rotcko por primera vez, y la verdad esta buenísimo.

Ahora bien, a mi me gusta mancharme a la hora de pintar y por sobre todo me gusta pintar, pasar horas y horas con el pincel en las manos, aprender técnicas para preparar la tela, mezclar materiales, casi como buscando una alquimia con ellos (en las imágenes que te mandé, algo que me interesaba era ver los contrastes que se generaban entre distintos materiales, todo negro y blanco, óleo, aerosol, tinta, lápiz, pastel al óleo y a la tiza, sintético etc.). Estudiar los secretos de la pintura, como si ella misma fuera un viejo sabio del que aprendo estando en pleno contacto. Desde este lugar no me encuentro ni en la perfección pictórica del acabado en las obras de Burgos, que son pintadas al óleo y donde todo está en su lugar, puesto que me interesa que la obra vaya tomando forma a medida que voy trabajando en ella y por qué no, dejar también lugar al azar. Y mucho menos en la dinámica de Siquier, con lo de la computadora y los asistentes, a veces pienso en si podría tener asistentes (Carla, mi mujer a veces me da una mano y la vuelvo loca) y me doy cuenta que yo quiero pintar todo, no sé si es una cuestión de obsesión o egoísmo, pero yo disfruto mucho el acto de pintar y no lo quiero compartir ja. Lo mismo me pasa, por ejemplo, con la obra de Sol Lewitt que me encanta, pero si yo hubiera sido él, los pintaba yo todos esos murales geniales… a veces pienso, ¿no sería genial por ejemplo que Demian Hirst hubiera cazado el tiburón él, o que la calavera que llena de diamantes se la hubiera robado de un cementerio?

Lo que me decís de la instalación (del video) es super importante, nunca lo había visto desde ese modo. Lo que me pasa es que a veces siento que el cuadro solo no alcanza y me mareo, pierdo el foco y quiero como sentir que hago más, en fin un pavo, en esos momentos tendría que agarrar un libro de Pollock o Lucian Freud y ver como los cuadros se la bancan solos, y no mirar tanto show de bienales y esas mega cosas comerciales.

Algo que me interesa mucho a la hora de trabajar en mis imágenes es la sensación de sentir que mis obras son un recorte de algo que podría ser interminable, como si fuera una foto de algo mucho más grande, como un recuadro, como cuando uno mira las cosas inmensas de la naturaleza como el mar o el cielo, es imposible verlo todo, solo podemos ver lo que está delante de nuestros ojos, pero no podemos obviar que todo lo otro existe, como un cajón lleno de fotos, de instantes.

Imagen

Rodrigo: Ok, entonces demos un paso atrás y decime como te ves como artista? Digo esto porque vos pareces ir por un lugar muy interesante conceptualmente pero peligroso visualmente. Digo interesante conceptualmente porque tu obra humaniza al arte concreto y lo hace ‘expresivo’. Hay algo de ‘expresionismo abstracto’ (en el sentido mas riguroso en tu obra) pero por el otro lado (y como no podes copiar los grandes gestos de los norteamericanos porque seria derivativo) corres el riesgo de que tu obra no cierre visualmente por parecer cursi o artesanal. Qué me decís de esto?

Nahuel: Lo que te digo es que si por un segundo pensara que alguna de mis obras son cursis, tiraría los pinceles, me dedicaría a la medicina o me anotaría en un liceo militar (cosas que no van a suceder porque no me gustan las armas, me causa impresión la sangre y para nada veo mis obras como algo cursi o artesanal). Mi postura frente al arte es de entrega absoluta. En el arte encontré ese lugar sagrado que muchos llaman religión o forma de vida, entonces, si realmente pensara en mi obra como una cursilería, no  estaría siendo consecuente con mis verdades, con mi vida, en fin, eso sería no quererme y mentirme a mí mismo, porque para mi arte y vida van de la mano. Considero que en la vida valen la pena dos cosas, los afectos (amores, amigos, familia) y la profesión, en igualdad de condiciones,  son lineales, mi arte es importantísimo, porque amo lo que hago, como me amo a mí y amo a los que me aman.

Lo que quiero decir con esto es que yo pinto desde mi verdad absoluta, siempre creyendo que mi trabajo lo hago de la mejor manera que se puede hacer, no me guardo nada y voy con todo y por todo. Yo no integro ningún staff de galería, ni tengo un representante, ni alguien que me dice pinta de esta manera que te vendo todo, al contrario las muestras me las gestiono yo, fui mi propio representante en cada obra que vendí… en fin, pinto sin especular y escupo mi verdad, si después mi arte llegara a ser considerado cursi por la gente que lo ve,  me pondría triste, pero estaría tranquilo  que fui fiel a mi pintura, que no lo hice para que fuera lindo, pertenecer a una moda o “tipo de obra” o le agrade a los demás.

Rodrigo: Que tipo de pregunta surge cuando te enfrentas a tu obra?

Nahuel: Exactamente, ese es el centro de la cuestión y el riesgo que abordo al hacer mis obras, en el sentido directo de mi obra, yo encuentro dos preguntas que me hago a la hora de trabajar, ¿Qué quiero decir? y ¿La forma en que lo quiero decir? Estos dos ejes tiene tienen su raíz  en distintos momentos de la historia del arte, que para mí son fundamentales (influencias), como el suprematismo (¿Que quiero decir?), el minimalismo y  el expresionismo abstracto (¿la forma en que lo digo?), una vez leí una frase de Malevich que decía que “el Cuadrado Negro no solo retó a un público que había perdido el interés por las innovaciones artísticas, sino que hablaba como una forma nueva de búsqueda de Dios, el símbolo de una nueva religión”.. Estas palabras me marcaron mucho, me sentí identificado en el sentido de búsqueda de verdades absolutas en la obra de arte. Verdades humanas de todos los tiempos, desde este lugar es que abordo mis pinturas, del misticismo de algo que nos trasciende, que nos deja perplejos y muchas veces sin palabras, sin poder entender mucho, momentos,  que pueden ser instantes que marcan nuestras vidas, algo que sucede de repente, pero que nos acompañara  para siempre, el amor, la vida, la muerte, eso que nos hace iguales a todos, si tuviera que hacer una definición de mi obra diría: mi arte es el lugar donde un acto universal y trascendental  puede ser representado con el mínimo gesto en la tela y esconder la verdad absoluta de una vida..

“La sencillez de la forma no implica la simplicidad de su experiencia” Robert Morris.

Es desde el lugar de la reducción de todo a lo esencial que me pareció increíble la obra de los minimalistas, me intereso ese concepto de algo con mucho contenido intelectual pero de bajo contenido formal, claro está que ellos también pusieron su énfasis en los materiales y el espacio y no tanto en la pintura, que es mi campo. Por último y como bien vos decís, las icónicas imágenes de los expresionistas abstractos me cautivaron, pero obviamente seria tirar pintura a la basura copiar o “re interpretar” (ahora que esta de modo esa palabra) a Pollock, Rothko o Still. Este breve repaso de historia del arte es mi puntapié inicial a la hora de trabajar, también debo admitir que el contacto con la obra de Fabián Burgos (asistí a su taller durante 2 años) fue esencial, y desde algún lugar completo mis estudios y podría decir que me inspiro a creer en mi obra y en mí, es mas estas obras nacieron cuando deje las clínicas.

También creo que en cierta medida dependerá de la preparación del espectador a la hora de juzgar si mi obra es cursi o no, no me interesan las lecturas lineales de la obra, por ponerme en ese lugar de tanta apertura, escuche de todo con respecto a mi obra, desde alguien que me dijo que “el cuadro le había tomado la casa, que la imagen le daba fuerzas todos los días”, hasta otra que me dijo que “le combinaba con los sillones”….

Imagen

Rodrigo: Lo del misticismo es algo que me interesa y mucho porque en la Argentina, la representacion visual abstracta se resiste a ser leida como ‘mistica’. Tal es el caso de Pablo Siquier o del catalogo de la muestra de Burgos que vos me mostraste en donde el critico no tiene la menor ocurrencia que vincular un libro que el artista leyó con la imágen, como si imagenes y palabras funcionaran tan linealmente en la imagen de una artista. Con esto quiero decir que pareciese que la critica de arte argentina no puede leer al arte abstracto. Por su parte, lo que llamaríamos ‘vuelo místico’ también en la generación que ahora tiene 30 y pico parece ser una suerte de panacea. Una expresión de lo que yo llamo: ‘la mafia del amor’. Siento que seguís resistiendo la pregunta. La primera la respondiste en términos de la forma en que a vos te gustaría verte a vos mismo (pasional, comprometido). En la primer pregunta vos te transformas en un ‘héroe romántico’. En esta segunda, te transformas en lo opuesto, ‘un discípulo leal’. Seguis sin hablarme de tu obra. Hablame de la imágen. Como se expresa el misticismo. Por qué para vos no es cursi?

Nahuel: Lo místico casi siempre está relacionado con lo religioso, desde este lugar yo soy ateo y no me interesan los asuntos relacionados con los milagros o la cuestión de la fe, mi trabajo habla de asuntos que son propiamente del hombre terrenal, actos que son universales, pero que dejan abierta la puerta a la incertidumbre, que tiene que ver con la historia de la humanidad,  con lo que nos rodea, por ejemplo las figuras de la Isla de Pascua o la zona de Chichén Itzá, uno las  ve y queda maravillado,  la vida sigue y miles de preguntas en torno a esas construcciones siguen rondando, lo mismo pasa con la muerte, el amor, el cielo o el mar,  son asuntos que son inherentes al hombre,  donde no se comprende todo por la razón y donde tampoco entra en juego la fe, bueno ese lugar que no es ni fe ni razón, esa pausa que se genera cuando algo te atrae, te cautiva, pero donde no podes descifrar todo y entendes que las respuestas solo están  dentro de uno, no de forma lineal ni concreta, pero que están,  bueno ese es el instante que me interesa, y en mis obras cuando trazo esas líneas paralelas o que se cruzan, superponen por tamaño, trazo, material, lo que intento es encontrar ese lugar, casi como un refugio, como las imágenes de cuevas o cavernas donde quedaron las pinturas rupestres o las huellas de los que estuvieron en ese lugar, en ese momento, ese instante del que te hablaba, que puedas entrar en la obra y a medida que te acercas comiences a ver que dentro de un trazo hay otro y otro, líneas simples, como cuando miras las estrellas durante un tiempo y aparecen siempre mas y mas, que por un instante todo se resuma a ese trazo, como un recuerdo que nos acompaña siempre, que la imagen te resguarde por completo,  para esto trato de pintar lo mas grande que pueda, (ojala pudiera pintar uno grande como el cielo) la inmensidad es un recurso que me interesa, las abstracciones pequeñas, en su gran mayoría siento que no funcionan, que son intentos. Otra cosa que para mi es fundamental en las obras y a la cual dedico mucho tiempo, son los títulos de las obras, algunos artistas no le dan bola, para mi es casi tan importante como el contenido de la obra, creo que de alguna manera es otro acento poético en el trabajo, no me imagino mis obras sin títulos. Ahora que lo pienso esto del los títulos en las obras tal vez tengo algo que ver con tu parte de la pregunta sobre la critica argentina al arte abstracto, hasta donde yo me acuerdo el arte abstracto históricamente en nuestro país es principalmente geométrico y sus obras siempre se llaman “sin título”, composición xx, son numeradas o se limitan a los elementos que componen la obra, fondo rojo con figura azul. Lo que te digo con esto es que pareciera que están mas cerca de la cuestión matemática, arquitectónica que de algo místico o de mayor relato. Ahora bien, yo tengo 30 y no conozco muchos pintores abstractos de mi edad, la mayoría se inclinaron mas por los objetos, la fotografía o distintos tipos de figuración, no me considero ni un pasional ni un discípulo leal, yo soy un pintor, que se dedica mucho, que estudio, sigue estudiando y te estoy contando sobre mis influencias y mis intereses a la hora de trabajar, te digo esto, porque obviamente leí todos los post que hablan de la “mafia del amor” y no me siento dentro del boludeo ese de pintar cuadros que queden bien en livings o pintar jeans (toda una vanguardista la del video, yo tengo toda mi ropa manchada con pintura), mi arte no es algo lindo, ni cursi, con todo lo que aquí conté sobre el origen de mis investigaciones deje en claro que mis trabajos no aparentan una elegancia o complejidad que no tengan. Muy por el contrario para mí el arte tiene que encontrar resultados a partir de la constancia e investigación.

Rodrigo: Quiere decir que para vos el proceso creativo se da a dos niveles: uno, conceptual, que es el de la adjudicacion del titulo y otro mas bien espiritual (atraves de la manufactura…casi como una suerte de mantra pictorico) en el que se juega tu sintesis visual. Eso es muy interesante. Me interesan tus trazos que a pesar de manejarse retoricamente a nivel del arte concreto en realidad son muy inexactos y yo diría, gesturales. Como te ves vos? Como un artista concreto o como un artista expresionista?

Nahuel: Yo me veo mucho más ligado a los expresionistas, que a los concretos, pero también es verdad que cada artista ocupa un tiempo y un espacio determinado, yo todo lo que pude consumir de expresionismo fue por libros y solamente vi dos o tres Pollocks y Rotckos en vivo. Acá en la Argentina, hasta donde yo sé no existe dicha corriente abstracta (o yo  nunca la encontré), pero si están los concretos, los geométricos, el arte madi, eso fue lo que yo consumí, estudie,  pero no me intereso su frialdad, sus juegos ópticos o sus tendencias a la arquitectura o la matemática en la obra, solo me intereso la línea de que eran puramente abstractos. Mi proceso creativo transcurre exactamente en esos dos niveles que vos marcas, y me veo como un expresionista abstracto, pero de este tiempo, me agrada que mi trabajo no quede identificado con los artistas concretos, entiendo que mi trabajo va por otro lado, pero también siento que en Argentina no encuentro muchos artistas (y con esto no me hago el especial) abstractos con los que me pueda emparentar, ni de mi edad ni más grandes, en cuanto a cuestiones de búsquedas, como si pasa con los geométricos por ejemplo. Ahora que pienso, esto tal vez tiene que ver con tu primer pregunta, de por qué no soy más conocido, tal vez en su mayoría el arte abstracto argentino está destinado a ser geométrico o puramente concreto, es solo una reflexión, sin dejar de lado obviamente, que tal vez solo se trate de que mis obras sean malas.

Rodrigo: Mi humilde opinion es que estas en el camino correcto pero tenes un camino por recorrer aun. Igualmente, tu proyecto es muy interesante y valiente, en el contexto del arte argentino de tu generacion.

Para contactarse con Nahuel Santiago, su email es santiagoarte@hotmail.com y podes ver mas obra en

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!