Imagen

Rodrigo Cañete:  Recuerdo que escuché de vos a través de una amiga que trabajabas en La Tribu en el Festival de Cultura Libre (‘Fabrica de Fallas’) que está compuesto por una serie de eventos relacionados con la liberalización del copyright. Vos venís militando en esa ‘causa’ desde hace varios años. Contáme al respecto!

Romina Orazi: Comencé a trabajar  con La Tribu en el 2009  en un proyecto de artes visuales. El ciclo se llamaba  “Curados de Espanto”. Hicimos el Jardín de la radio y una instalación en la sala. A partir de ese momento me involucre en distintos proyectos junto al colectivo, entre ellos Fábrica de Fallas  que es un festival de cultura libre y copyleft.

Imagen

La “cultura libre” es un movimiento que entiende que los  bienes intelectuales y sus obras son bienes comunes y por lo tanto es necesario promover los principios de la libre circulación del conocimiento y la información. Si la ‘cultura’ nos construye como comunidad, es la base de nuestra identidad común y de nuestra creatividad individual y social, ¿podría alguien afirmar que compartir cultura es algo indebido?

Los medios digitales y principalmente internet han generado grandes cambios que aun no hemos dimensionado en su totalidad. Estos cambios contienen el potencial crítico de problematizar los procesos de distribución y recepción social del conocimiento artístico y cultural. Si consideramos que este potencial, es una de las características que definen y diferencian al arte así como a otras expresiones culturales, sólo nos queda hacer nuestro mejor esfuerzo por, al menos, comprender esas problemáticas que estarían configurando el “campo de batalla” de nuestra contemporaneidad.

Imagen

Me pregunto  ¿qué significa ser militante hoy? En todo caso la herramienta del artista para militar es el estilo.

Rodrigo: Tengo la impresión que en tu obra (que es, eminentemente conceptual) hay dos lógicas que se cruzan (sin contradecirse): una es la del rechazo a las instituciones como factores de legitimación y la otra es la del rechazo al copyright como pauta de (para usar un concepto Marxista) dominación. Decime si este es el caso en tus intervenciones en el predio de la ESMA que, es una institución que no solo se rechaza a si misma (museo ‘vivo’ dentro de un lugar de ‘muerte’) sino que tiene una relación de amor y repulsión con vos a lo largo de tu carrera. pastedGraphic.pdf

Imagen

Romina Orazi: Las instituciones pueden ser pretextos para poner en marcha proyectos o redes de pensamiento. Son motores destartalados pero motores al fin.  Creo que la herencia del arte conceptual  no radica en sus gestos anti- arte/anti- institución  sino más bien en una apertura  hacia otros planos del pensamiento. Hay que buscar la forma de encontrarlos.

Es  una construcción directa en  relación a un contexto – de la ex Esma en este caso-  en un tiempo determinado. Hago una  elección del lugar en el que quiero trabajar  que  incluye, en algunos casos, a las instituciones.

Todos los proyectos que realicé dentro de la ex Esma, que hasta el momento han sido tres, fueron rechazados desde la institución por distintos conflictos. El espacio  institucional  debe ser funcional a las obras y a los artistas y no al revés. La paradoja es que  el rechazo se termina transformando en  una forma más de legitimización.

Imagen

Rodrigo: Hay algo profundamente anárquico en tu obra que, en tanto arte, contiene la semilla de su propia destrucción. Es decir tu arte es institucionalmente anti-institucional. Sin ir más lejos estás exponiendo en una institución en este momento: el MACRO de Rosario. Contáme un poco que hiciste ahí y como se relaciona con la discusión que venimos teniendo.

Romina: En  el Macro existe una asociación con el museo,  no se trata de una posición de negación al sistema institucional. Use la sala ubicada en el 5to piso, con vista al Paraná, para  relatar  una situación de suicidio. Los rastros,  (la ventana rota, el vacio, la silueta contra el piso) y el titulo: “Salto al vacío”, organizan la trama.

Imagen

Todo  sucede en el espacio entre la ventana del 5to de piso y la planta baja. La obra se sabe trágica y cansada de tanta estupidez decide escapar del sistema narrativo y salta al vacío. Para ello rompe una de las ventanas de la sala, abre sus brazos, se vuelve aérea. Se inmaterializa. El piso y la ventana son  elementos retóricos que ayudan a leer su posición  en el relato. El salto no es un acto de desesperanza, sino una fuente de sabiduría, que señala la crisis y el vacío institucional en ambos sentidos.

Rodrigo: No veo la desmaterialización en lo que me estás contando. Digamos, si tu obra se suicidó porque no aguanta a las instituciones culturales y su chantada, la obra es muy material. Hay un cuerpo ausente, un vidrio roto y un cadaver en algun lado. Vos estás transformando al edificio mismo en tu obra. Lejos de desmaterialización, lo que hacés vos es una suerte de maximalismo al estilo Villar Rojas pero vos no te gastas haciendo todas esas boludeces de arcilla sino que ‘intervenis’ y ‘re-significas’ al museo mismo como actor en una narrativa/tragedia que vos armas.

Imagen

La pregunta es entonces si no podés ver esto ya que también toda esa narrativa va muy paralela a tu propia narrativa personal (muerte de tu madre, pertenencia a cierta cultura trágica del rock, ser mujer discriminada por ciertas instituciones explícitamente por ser linda, etc etc).

Romina: Existe cierto paralelismo entre las narrativas que planteas. Los mapas sentimentales son, como todos los mapas,  abstracciones y soy producto de los vínculos que establezco. Con lo cual algo de esa narrativa me es personal.

Con respecto al Macro, posiciono al edificio en el lugar, para aclarar la metáfora del salto al vacío. No solo hay vacio fuera, en la caída, sino que el salto se origina desde el vacio ¿Qué es lo que queda entre vacio y vacio? ¿El salto? ¿Una desaparición? La obra no se desmaterializa, es verdad, desaparece. Deja rastros: una silueta y una ventana rota.

Lo que decís con respecto a Villar Rojas, intervenir y re significar la arquitectural expositiva, es una de manera de relacionarse con el contexto. En este trabajo puntualmente, el vacio es  un elemento al servicio de la acción (el salto), lo uso para mantener limpio el lenguaje y porque es una de las característica que tienen las instituciones.

Rodrigo: No entiendo como alguien puede saltar del vacío. Me vas a tener que contar un poquito más de vos. Cual es el vacio desde el que saltas?

Romina: Estamos metidos en un discurso q tiende a volverse realidad, afirmaciones carentes de sentido y círculos viciosos de argumentaciones, se constituyen a sí mismo en una retorica de la nada. El vacio, en cambio, está lleno de de significados e informaciones. Es el aire que rodea las cosas, lo que está entre, que no contiene nada sólido, pero que  a su vez, está cargado de informaciones complejas que lleva imágenes satelitales, datos de Internet, conversaciones telefónicas etc. El vacio es la preocupación a tener en cuenta para contrarrestar la nada. En los espacios vacios, de falla o de debilidad es donde existe la posibilidad de multiplicar.

No creo en el arte crítico, que supone concientizar sobre los mecanismos de dominación y convertir al espectador para transformar el mundo. Me interesan las formas que se corren de la lógica del desacuerdo provocador a la del misterio, porque dejan testimonio de una co presencia, hay algo más que las contiene.

Salto al Vacío, se encuentra entre la provocación y la indecidibildad de su sentido, entre la forma de la obra expuesta y la del espacio de interacción institucional.

Rodrigo: Entiendo lo que decís… pero no corrés el riesgo de transformar todo lo que señalás en arte? Hace poco Pablo Siquier dijo que todo lo que está en una galería es arte. Como se relaciona tu practica artística con esa afirmación?’

Romina: Existe la discusión entre el arte x el arte y el arte comprometido. En el primer caso está el proyecto donde el arte se convierte en una forma de vida, suprimiendo su diferencia como arte. Y del otro lado, se encuentra la figura resistente, moderna, de la Obra, que esta resguardada en la separación entre la forma artística y las otras formas de la vida.

No necesitamos convertir al arte en una forma de vida. Ya que en él se encuentra, la vida misma que toma forma.

Rodrigo: Esta bien, todo muy lindo, pero yo puedo decir tambien: esta mujer se apropia discursivamente de todas las banderas (derechos humanos, arte como vida, conceptualismo) sin mas esfuerzo que el señalar o ‘intervenir’. Es en este punto en el que tu proyecto conceptual comienza a caminar un camino muy delicado entre el ser publicidad (auto-bombo) y no arte. En otras palabras: cuâl es tu relacion con el dibujo y con la pintura y por qué no son medios que uses?

Rodrigo: No estoy interesada en una producción de obras de arte individuales, sino que en la decisión de incluir o excluir cosas e imágenes que circulan en nuestro mundo, para darles un nuevo contexto/sentido. Si una instalación consistiera en una pintura individual, es todavía una instalación, por haber sido seleccionada y presentada en determinado medio.

Tengo pensada, una muestra con dibujos naturalistas, para el año próximo. En la que voy a utilizar al dibujo como parte de un proyecto. Ya se objetual, instalacionaria o una obra que involucre otros aspectos como puede ser una idea, más conceptual. Mi relación con el dibujo o pintura es pensada como parte otra estructura, que de alguna manera las contiene.

Rodrigo: Ya es hora de que tengas una muestra monográfica.

NO SEAS PISCUI, SUBSCRIBITE AL BLOG Y SEGUIME EN TWITTER @RODRIGOCANETE

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!