EL ALVEAR TRANSFORMADO EN UN CABARET POR LA MADAMA PARISSIER QUIEN TODO LO QUE TOCA LO TRANSFORMA EN ACEITE MAROLIO