Hola Rodrigo, y habitues del blog, me presento, soy Pablo Ferreiro, arquitecto de uno de los estudios ganadores del concurso del Ecoparque, y viejo lector del blog a pesar de nunca haber interactuado hasta hoy.

Celebro cada charla que tenés con Corbalán, de quien soy amigo y a quien respeto enormemente, a punto tal que compartimos un espacio en el Posgrado de la FADU, donde tengo la suerte de contar con sus charlas y reflexiones periódicamente.

Y donde aprovecho para intentar lograr que el bueno de Mauro, me explique cual es el motivo por el que no asume la capacidad de transformación del Proyecto y la Obra, y se instala en esa inmaculada plataforma de la Crítica, donde jamás vas a tener una gotera.

El Concurso de Ideas convocado, fue la mejor herramienta para poner en juego la dimensión política de nuestra profesión, y para que todos los debates cobraran forma, se manifestaran , y alimentaran uno de los muchos debates contemporáneos que son debates globales reales que se están dando, como es el de la relación de la cultura con la naturaleza, relación que los arquitectos nos encargamos de formalizar ; pero no desde las mesas donde se toman las decisiones, sino al final del proceso: por eso el valor de dar el debate público en el Concurso, y no ahora en este blog.

Mauro critica el concurso y lo reduce al campo de la Arquitectura, solo por el hecho de que lo convoca la Sociedad Central, pero quienes lo hicimos sabemos perfectamente que no era de Arquitectura. Era construir y poner a la vista un ideario, un imaginario y posibles esquemas programáticos y de gestión en el tiempo para el complejísimo tema, desde la mirada del campo de la Arquitectura y el Urbanismo, para integrarlo a otras miradas que el proceso del Ecopàrque ya venía trabajando ( animales, patrimonio, etc.) y que agregaban una dimensión mas al tema. Lo que Mauro no dice es que el asesoró , o al menos fue consultado para sugerir jurados al concurso…

Es una pena que Mauricio se resista a llevar sus reflexiones a estos ámbitos, que por otro lado son plataforma democráticas de participación, entre tanta asignación directa a amigos, familiares, o consagrados en el mejor de estos peores casos. Pero es entendible: hacer un concurso es trabajoso, costoso, agotador, y no te asegura nada. Pero me tengo fe, ya estamos mas cerca de lograr que con Corbalan nos sentemos a hacer un concurso.

Bueno, después todo el asunto del bendito Concurso terminó siendo funcional para validar un proceso que ya estaba decidido en otro sentido, y ahi termino dándole la razón a Mauricio, aunque no la tenga.

Si te interesa de veras el tema, hay muchísimo mas para hablar, pero no quiero aburrir.

Les mando un abrazo y celebro sus charlas y tu vocación de movilizar. Saludos

PARA ENTENDER ESTE COMENTARIO QUE ABRE UN DEBATE MÁS QUE NECESARIO EN LA PROFESIÓN DE LA ARQUITECTURA EN LA ARGENTINA, TENÉS QUE MIRAR ESTE VIDEO…

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!