Acaba de terminar la conferencia de prensa del Presidente Macri en Casa de Gobierno tras la aprobación en madrugada de la Reforma Previsional por la que (y no creo estar siendo parcial) se les quita a los sectores más vulnerable parte de lo que, hasta hoy, tenían.

Habiendo sido gaseado (junto a Madre) en la Plaza de Mayo en el 2001, veo a la politica argentina como compuesta por ciclos de narcolepsia y violencia siempre ligados a una narrativa que como toda narrativa es una ficción que, en tanto tal, siempre tiene consecuencias en la realidad. Por narrativa me refiero a la de la ingobernabilidad como si los que verdaderamente gobernaran fueran los que elegimos. Dicho de otro modo, la política argentina tiene algo muy trágico pero tambien muy teatral y el que termina pagando es, como tras la sanción de la ley, el que menos tiene.

Escuchar la conferencia de prensa de Macri fue para mi como revivir mi encuentro con Liniers aquella vez que quiso venir a casa para conocerme. En esa ocasión, la charla tuvo la sordera del que responde ‘la’ pregunta que daba por tierra con su ficcional narrativa emprendedorista del joven cool medio sucio que se hizo desde abajo y que, gracias a su talento fue contratado por (oh, sorpresa!) …. su padre… (uno quiero suponer) a regañadientes. Si hay algo que queda claro en la Argentina de hoy es que los padres no priorizan la educación moral de sus hijos sino que buscan la inmediatez de asegurarles que van a heredar un lugar de privilegio: Suar, Francella, Tinelli, Triaca, Macri, y la liste sigue ad infinitum. Ese ‘lugar de privilegio’ se hereda siempre con algún esfuerzo. Cualquier que haya atravesado un proceso sucesorio sabe que requiere esfuerzo. Sin embargo, ese esfuerzo no es equivalente a la imposibilidad anti-optimista del resto de la sociedad sin acceso a lo mínimo. El problema con gente como Macri es que naturalizan su ‘esfuerzo sucesorio’ y cualquiera que, como este blog, se oponga a esa ‘fuerza de la naturaleza’ es ‘contra-natura’. Recuerden que tras preguntarle literalmente diez veces a Liniers por qué no reconocía ser un acomodado de su padre (quien es el síndico del diario que lo contrató) y encontrame con la misma y robótica respuesta tuve que amenazarlo con desnudarme cosa que, sin encontrar respuesta, tuve que hacer para dar por terminada la velada con cierta espectacularidad.

Para Foucault, el discurso es la articulación de un orden institucional que en su iteracion no hace más que afirma y Macri es, como posiblemente ningun gobierno antes, consciente de la ficción del discurso al punto que, en su gobierno, el discurso ni siquiera tiene que ser articulado verbalmente sino que solo lo visual basta. Si no me creen vean el lenguaje visual non challant hipsterista gay de Piter Robledo quien, no nos olvidemos que es un Secretario de Estado. Lejos de la hiperideologizacion post-trauma del Kirchnerismo, el discurso de Macri ha venido siendo analizado desde los comienzos de este blog entorno de un personaje que para mí es clave, desde un punto de vista, estrictamente cultural como lo es Alec Oxenford, actual Presidente de ArteBa. Alec desde hace, al menos, una decada articula un discurso en el que los términos no son mucho más variados que ‘divertido’, ‘cooperar’, ‘soñar’, etc. Es imposible intercambiar idea porque todo es un slogan de felicidad y optimismo. De algún modo son la contracara de gente como Lanata para quienes todo es discursivamente un slogan de pesimismo. Para los fines de la desarticulación de todo debate, ambos son la misma cosa porque abortan cualquier posibilidad sintáctica de generar oraciones con sujeto, verbo y predicado. El de ellos es el tipo de lenguaje que uno encuentra en el optimismo del vendedor de autos (aplicado a las ideas) de las charlas Ted. Por eso para Macri la reforma previsional es (y esto fue dicho en la conferencia de prensa de hace minutos) algo beneficioso para los jubilados porque hoy se les reducen los beneficios pero haciendolo y obteniendo el aval de los organismos de crédito internacionales en el futuro, quizá y solo quizá, no habrá inflacion y así los jubilados no perderán aún más. Esto equivale a decir ‘hoy no te pago pero vemos en el futuro si mi negocio prospera si decido poder llegar a pagarte’. Como discurso es increiblemente infantil y viniendo de un adulto, bordea en lo perverso sobretodo si se tiene en cuenta que se aplica a gente de un promedio de ochenta años. Uno a esta altura comienza a preguntarse por el tipo ciudadano al que cree estar hablando. Lo que queda claro es que Macri no busca consensos sino que se pintó la cara y los medios serán la imposición de este discurso perverso y robótico respaldado por las fuerzas del orden que trabajan ‘para la comunidad’. Total, si sale mal, siempre se puede ir a la mansión de papi en Cerdeña o, seguramente, a una mejor que se pueda comprar con lo más recientemente ganado. Además, si el discurso es el de legitimar la acción de la policía porque ‘son las fuerzas que trabajan por el bien de la comunidad’ por qué no invadimos las Malvinas con las Fuerzas Armadas que ‘velan por la Patria’ y reclamamos la propiedad de Paris con la asistencia de nuestro Embajador ‘que representa nuestros intereses’.

Ademas del infantilismo su estrategia es la del aburrimiento ya que si de por sí su rostro y sus modos son aburridos, tras media hora de conferencia de prensa uno necesita dejar de escucharlo porque es una constante repetición de los mismo latiguillos y lugares comunes que, aunque en apariencia inoscentes y hasta regresivos, esconden, como todo fetiche, una realidad mucho más peligrosa y potencialmente irresponsable. Es en este punto en el que uno tiene que preguntarse si es cínico o infantil y la respuesta sea posiblemente… ambos.

Podria detallar las preguntas y las respuestas pero todas sus respuestas giraron entorno de la idea de que él trabaja ‘para que todos los argentinos encuentren el lugar desde donde hacer su aporte’. Luego, de manera Hegeliana dice: Una mayoria ya creyó en esto y esa mayoria crece. La gobernabilidad no esta más en discusion…eso es la fantasia de una minoría…’ Yo diría… por ahora, Sr.Presidente.

Cuando el periodista de Radio Mitre le preguntó por el cacerolazo, Macri tuvo su oportunidad historica de hacer una autocritica y reconciliarse con Su votante pero, en cambio, pidió que se renueve el voto de confianza ayer parcialmente retirado diciendo: ‘no duden en mi intencionalidad…no duden ni un instante…. Siento que esto los va a ayudar. Manifiesten su desacuerdo pero estas reformas nos van a permitir crecer 20 años. El mundo nos mira con alegria porque… dicen: estos señores se despertaron…. Decirnos la verdad, trabajar en equipo… eso es lo que improta.

A esta altura, uno puede percibir que esto no es un dialogo sino un automata Duran Barbiano-Alec Oxenfordiano que solo podrá ser penetrado con un falo punzante que en la conferencia de prensa no llega y mientras espera el momento en el que todo mortal perece, Macri se dedica a contar chistes que ni siquiera son tales como que, por ejemplo, hace calor y no pusieron el aire acondicionado en la Casa de Gobierno. Hubieron un par de momentos, sin embargo, en los que el mostró su lado mas oscuro, como cuando dijo que los manifestantes violentos estaban organizados para el ‘Mal’. Esto, dicho así, es, por lo pronto, complicado.

Al momento de referirse a la busqueda de consensos, se limitó a decir que la oposición no hizo una autocritica sobre la herencia recibida del actual gobierno ya a más de dos años del traspaso. Pero a esta altura esto es análogo a que yo culpara a Madre porque me atrasé en el pago del alquiler, por ejemplo.

Lo que queda claro es que Duran Barba instruyó a Macri a hacer la Gran Alec Oxenford y simular que todo es divertido y seguimos siendo todos jovenes y cool cuando todo, en realidad, se cae a pedazos con la gente en la calle caceroleando. En mi opinión, la estrategia adoptada es la peor sobre todo porque cuando habló del trabajo del Congreso, osea de su mayoria, habló de ‘imponer el rigor’ mientras hacía otro chiste y amenizaba el momento con un ‘es increíble que nos subestimen de esa manera’.

Y en esto último tiene razón. Es posible que al ser ‘hijo de’ lo hayamos subestimado comprando su infantilidad de nene bien entreteniéndose teniendo éxito. Sin embargo, lo que subyace a este debate es la cuestión de la legitimidad. Para él, la ultima elección lo autoriza a hacer un ajuste feroz y el cacerolazo de ayer no ocurrió, realmente. Digo esto porque tenemos que separar la violencia de la izquierda (cada día menos efectiva) del cacerolazo espontáneo de su base electoral de clase media urbana y, desde ya, la de Carrió que ayer pasó a ser un cadaver politico. El problema con un discurso negador de ese cambio del mandato es que empuja la cuestión de la legitimidad al centro de la escena y deja por delante dos años de polarización, violencia y oidos sordos, todo bajo el signo de una alegría, facilmente teñida de sangre. J A T

EL DEBATE DE LOS ARQUITECTOS Y EL ECOPARQUE EN LANP – EL ARQUITECTO GUILLERMO LUIS DIEGO DICE: ‘LOS CONCURSOS DE ARQUITECTURA DEBERÍAN SOMETERSE A PROCESOS POSTERIORES DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA’

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!