ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE JOSE

Asco, pero una analogía de nuestro país. Y desde luego el estado de la industria del calzado es consecuencia del país.

No por nada el calzado es descartable, y los oficios requeridos para llegar a un producto de calidad (como lo hacia cualquier abuelo zapatero italiano promedio) están casi extintos.

Cada vez que iba a Boedo a comprar materiales y a preguntar si conocían algun zapatero que me enseñe la técnica de plantillado ( tallar un hendido en suela de cuero, donde va cosida a mano una vira de cuero, para luego coserla a la suela final), me miraban con cara de loco.

El mes pasado estuve en Moscu, y por esas cosas de la vida entre en un shopping muy lindo a un local de Pollini/Casadei, que venden ambas marcas y una tercera de un tano, y terminé charlando con la chica vendedora, le conte que nunca habia visto esos diseñadores en vivo, y pregunte si podia sacar unas fotos, me dijeron que no habia problema. Luego mostre mi trabajo y les gusto mucho, tanto que me ofrecieron venderlo ahi.

Yo no puedo compartir mis diseños en fb ni instagram hasta tener todo registrado, porque conozco el pais en el que vivo..

Creo que las oportunidades existen, pero hay que saber esperar el momento justo. La suerte existe pero tiene que encontrarte trabajando, decia Picasso.

Y si un dia alguien copia mi laburo acá, que tengo que hacer? mandar abogados? que necesidad!..

Es que la industria está extinta, al aparador, quien cose el corte de calzado, le pagan 50 pesos por par. cuando deberia cobrar 400.

Imaginate lo que queda para el modelista, que lo utilizan de copiador serial de modelos, cuando deberian tener un diseñador.

Es como el futbol, otra imagen del país que tenemos, y una pena porque contamos con los mejores jugadores.

Hay que irse, lamentablemente Milei tiene razón en esa.

EL ARTE, LA AMISTAD Y EL AMOR DESDE EL RENACIMIENTO HASTA LA CONTEMPORANEIDAD – 1 Y 2 DE DICIEMBRE – CURSO PRESENCIAL EN BA

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!