Parece un tuxedo pero no sé si lo es. Es algo entre la campera, el chaleco y el saco. Ademas, es todo un tanto desaliñado.

 

Muy diosa de las curvas. Un festival uterino.

 

Siempre me gustó Diego Luna y muy chic siempre de Armani azul. 

 

Este se escapó de una red carpet de Villa Carlos Paz

 

Todo un tanto exagerado. Medio cachivache.

 

Diosa galáctica

 

Esas joyas no van con esa cara y ese cuerpo hace que el vestido explote. Menos ingesta de testosterona, please.

 

Esto es un smoking, señoras y señores. Si Rogerio fuera un smoking seria este.

 

Amo a James McAvoy que como todo escocés sufre de envejecimiento prematuro. Impecable en Prada.

 

Esta cosa monocroma, como saben, me perturba. Pero se los ve muy bien.

 

Las chinas entienden como pocos la femineidad.

 

La tía loca y soltera 

 

Cuando te querés hacer el que superaste todos los traumas binarios y te vas a la re mierda…

 

Vestido divino pero no para una negra.

 

Me parece que la co-star Roma le pasó el trapo a la otra. El pelo, el vestido y el maquillaje, todo bien.

 

Muy frac este smoking… le falta la cola.

 

Tommy Hilfinger vive derrapando. Cómo alguien. que se dedica a vender ropa se puede poner semejante cacho de mierda.

 

Barden con un smoking de Zegna que me confirma lo que creo de esa marca. Se quiere hacer la moderna pero en e fondo es tradicional y se queda horriblemente en el medio.

 

Diosa. Este vestido es para aparecer drogada y borracha.

 

Con Glenn Close, Alisson Janey (quien es todo lo que esta bien) se llevó puesto los Oscars. Esto es espectacular.

 

A mi Charlize Theron me da miedo. Este vestido en teoria es lo mas chic de la tierra pero no cierraa con ese maquillaje y peinado. Habiendo dicho esto… las joyas, my God! 

 

La otra tía loca

 

Ese vestido me encanta para ella. Es como otro nivel de su lápiz de labios. Amé y a él tambien.

 

Lo que Ramiro Agulla hubiera querido ser si no era micropenico y se hubiera excedido varias veces con la merca. Ese smoking, God! Lo quiero para mí. La combinacion con los zapatos es una lección para cualquier argentino. 

 

Hellen Mirren, una maravilla. Todo perfecto. En estos Oscars, las maduritas le pasaron el trapo al resto.

 

Pharrel Wiliams con ese look de pelotudo me tiene las bolas chatas.