Algunas veces, los opositores sistemáticos al gobierno se ponen insoportables. Prueba de esto fue mi inbox estos dos últimos días pidiendo mi opinión sobre la venta por parte del Estado Nacional de dos Monet. El ‘destapeweb’ y otros sitios opositores inmediatamente salieron a acusar de ‘vendepatria’ a la Direccion de Bienes Culturales de la Secretaria de Cultura de la Nación como si ella tuviera el poder de hacer efectiva tamaña venta. Si se quiere, de lo único que se puede acusar al gobierno es de su pésima comunicación y su falta de confianza en sus ciudadanos.

Por más ‘vendepatrias’ que el gobierno nacional sea o pretenda ser, hay un límite que es la ley. Y si esos Monet fueran del patrimonio nacional, no habría forma de venderlos sin un ley de Congreso de la Nación por mayoría especial. Habiendo dicho esto, vayamos a lo que realmente ocurrió. Antes de dar la licencia de exportación a una obra de esas características a los fines de que el vendedor particular las saque del país para encontrar un comprador internacional, el Estado tiene la obligación por ley de llamar a un remate, en principio, que favorezca a algún comprador nacional para que la obra quede en el país.

Hace muy poco, algo así ocurrió con dos Tizianos en Londres y el gobierno, con dos años de anticipación comenzó una campaña para poder comprarlos para el Estado. En todos los museos se colocaron cajas para recaudar el dinero lo que, finalmente, se logró. El modo casi secreto con el que la Secretaría de Avelluto trató esta venta sorprende porque si no me equivoco se debe dar prioridad, incluso en el precio, a un comprador argentino que tranquilamente puede ser el Estado a partir de donaciones privadas o con el apoyo del público. Lo que queda claro es que Avelluto y Macri creen que esto no es una prioridad para los argentinos y posiblemente tengan razón pero no les corresponde a ellos llegar a estas conclusiones. Además por qué no intentarlo? Nunca se sabe. Siempre puede aparecer algun multimillonario que decide comprarlo y dejarlo en el país. La actitud burocrática y expeditiva de Avelluto preocupa y se coloca al borde de operar de acuerdo a la ley pero sin ningún convencimiento de lo que le conviene a los argentinos. Finalmente, quién es el vendedor? Quién tenía eso aquí? Carlos María Blaquier? Nelly Arrieta? No se me ocurren muchos más con ese tipo de arte buscando salir del país. J A T

EN EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA EXPLORAMOS CON MAURICIO CORBALÁN EL LUGAR DE LAS INSTITUCIONES Y LA RESISTENCIA FRENTE AL COLAPSO DEL NEOLIBERALISMO SIN CONSUMO DE MACRI

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!