ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘JUANITO’:

La mayoria de los progenitores tienen hijos por las razones equivocadas. Como la pareja que menciona Catu, que probablemente lo único que le faltaba era procrear un ser humano.

Es el único producto que les quedaba por adquirir, la lógica del consumo. Pero ese acto superficial y egoísta los deposita de repente en una fución que lo que requiere es entrega, renuncia. Como dicen algunos comentaristas, después eso se acomoda y uno va recuperando su vida. Pero los primeros años de los niños son de demanda absoluta y de mucha necesidad de presencia parental. Al no poder responder desde ese lugar es que aparecen las frustraciones y se traducen en violencia y abandono.

Para estar más o menos bien parado en la función uno tiene que tener lo básico de la infancia al menos un poco resuelto: yo ya tuve suficiente amor y atención para mí, ahora puedo volcar eso en otro ser humano. Y que esa infancia haya sido lúdica, despreocupada, segura. Algunos logran revertir las malas experiencias del pasado y acceder a la función desde un lugar nuevo, propio. Pero no es fácil.

Y muchos padres no entienden que jugar no es una pérdida de tiempo. El juego es el lenguaje de los niños. A través de él se comunican, procesan información, elaboran conflictos. Es como hablar para los adultos. Y tiene que ser con otro, no siempre en solitario o con una pantalla. Y jugar con los padres tiene un especial y valioso significado para ellos.

Esta es otra de las razones para estar a favor del aborto: el deseo de la madre es soberano. Y si criar un hijo deseado es tan difícil, con uno que no fue ni es deseado hay una especie sentencia desde el principio de fracaso e infelicidad para ambos, madre e hijo.

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!