ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘NATALIA’:

Mi papá se volvió a casar. Con su mujer desearon ser padres. Primera vez para ella y con 40 años. Hoy mi hermana tiene 5 años. Mi papá a mi otra hermana y a mi nos pegaba de chicas. Hoy a mi hermanita no le pega, no le grita, no la caga a pedo. La madre si le pone límites y está totalmente dedicada a su hija. Es juzgada por mi papá y por muchas otras personas de una maternidad “sobreprotectora” y lo pongo entre comillas porque me hace pensar en si existe la sobreprotección. Mi hermana es una nena educada (por su mamá sinceramente), respetuosa, sincera y con libertades para expresarse a su corta edad que agradezco que tenga.

Será desde mi perspectiva sobre mi propia infancia o por lo mucho que la amo pero al fin de cuentas todo se lo tengo que agradecer a la madre. Una vez me dijo: -Ya hice todo en mi vida. Llego mi momento de dedicarme plenamente a traer a alguien a esta vida y acompañarla en el camino de crecer y conocerse. Yo voy a ser su guía pero con el respeto y el entendimiento justo para que sea lo más libre posible.

 

 

Estoy muy de acuerdo con ese nivel de conciencia a la hora de una maternidad deseada. Si los dejan solos a los bebes apenas nacieron eso tiene más consecuencias negativas que encargarse con decisión y todo el tiempo de tu hijo. Nunca negó ni prohibió que mi hermana se vincule con su familia y con la de mi papá. Nunca la subestimó ni la trato de tontita para tenerla con ella pegada todo el tiempo. Es la madre, esta ahí y la conoce como nadie.

Siempre las mujeres van a ser juzgadas por la actitud que tomen frente a la maternidad.
El punto está para mi en ser conscientes como sociedad de que maternidades estamos provocando, defendiendo y vanagloriando.

Ella es mi ejemplo para poder valorar lo importante de la maternidad y porque aún sigo sin querer ser madre.

 

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!