ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘PEDROHERNZ’:

Por supuesto que el animal sufre de una u otra manera. ¿Han matado un conejo para luego comérselo?…Pues entonces conocerán perfectamente “el golpe del conejo”…por si no lo conocieran voy a decirles que cogiendo con una mano las orejas del animal, con la otra se le practica un puñetazo, de los de verdad, en la nuca. Este golpe deja al animal inconsciente y luego se le degüella. ¿Porqué?…pues conscientes de que el animal sufre, padece miedo o algo similar, eso produce en los músculos rigidez, endurecimiento y por tanto afecta al resultado final del guiso.

Conejo al vino blanco, por poner un ejemplo. Es un problema que viene de antiguo en los mataderos, por lo que han ido evolucionando las prácticas de matar hasta hacerlas silenciosas y casi instantáneas utilizando una especie de clavadora neumática que aplica un clavo-de dimensiones importantes-en la frente del toro, del buey o de la vaca. Aún y así ya detectaron tiempo a que el mero hecho de la fila de espera antes de entrar en la cámara ejecutoria ya altera a los animales como si intuyeran lo que les va a suceder, aún y sin oír alaridos. Esto afecta al producto, que es la carne, motivo por el cual los mataderos industriales siguen evolucionando en las técnica de matar, de higiene, etc…

Pero el toro de lidia es otra cosa, su carne es otra cosa, su crianza es otra cosa, se trata de un atleta, un campeón, tanto de fuerza como de estampa. La lidia en sí está reglamentada en todos sus detalles, por pequeños que estos sean, por supuesto la trampa se encuentra prohibida en todas sus formas y ha ido evolucionando a medida que nuevos químicos y cirugías han ido apareciendo. Pero este no es el problema, sin duda alguna el juego de los toros no desaparecerá-en el campo-pero su manifestación como espectáculo público es muy probable que si lo haga a medio o largo plazo. El problema reside en que si no se ha vivido ese ambiente en la infancia. (está prohibida la entrada-actualmente y desde hace mucho tiempo-a los menores, aunque el “ambiente” no es solo la plaza) es prácticamente imposible entender de que va el asunto.

Mucha población española ya no sabe, ni le interesa de que va la cosa-aunque el idioma callejero esté plagado de expresiones o metáforas taurinas-. Menos aún extranjeros, salvo los franceses-del sur-. No digamos estadounidenses-siempre los he visto borrachos como cubas en la plaza, cuando los he visto. Y claro absolutamente imposible para un científico californiano, cuando ya están pensando en el “estrés” de la alcachofa

 

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!