ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘LULU DE MONPARNAS’:

Hay que aclarar también que esto no nos sale gratis.
Porque si fuera que lo pagaran los deseosos padres, vaya y pase.

El problema es que lo paga la obra social o prepaga. Genera un costo altísimo y ¿Porqué los demás deben soportar coactivamente la satisfacción de un deseo privado?.

Es un problema ético con connotaciones sociales.

A saber: Nadie puede imponer a otros que costeen sus personales deseos -por eso la coacción-. Mal o bien, tenemos un sistema de impuestos que se pagan al Estado para que haga un uso racional del dinero [por eso es coactivo].

Y sostengo que no somos una sociedad que puede darse determinados lujos en cuestión de salud en general y menos en cuestión de salud reproductiva.

¿O nos hemos olvidado del tema IVE? ¿O nos hemos olvidado de la educación sexual?

La Jueza se equivocó. No es una cuestión de género.
Es una cuestión de una pareja que quiere tener hijos cuando no puede y esa “falta” no se puede achacar ni a la sociedad ni a persona alguna [cuestión de género].

Si no ponemos freno a estos dislates cualquier cosa será una cuestión de género y si todo es una cuestión de género nada es una cuestión de género.

Todo mezclado bajo el ropaje de la acción de una “buena samaritana”(sic) “Comunicó su decisión considerándolo un acto de amor supremo”.

Si fuera una samaritana mínimamente decente (la gestante) otra cosa pensaría.

Como sociedad tenemos la obligación ética de tratar que todos estén en una posición de hipotética igualdad con respecto a los bienes sociales que recibimos cuando nacemos (lugar en la sociedad, familia a la que pertenecemos, lugar en que nacemos, etc.) y mitigar algunos algunos costos producto de nuestra naturaleza (por ej. nacer sordo) pero no tenemos ninguna obligación de “satisfacer un deseo personal”

 

 

 

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA MARCELO BRODSKY Y LA MANIPULACION DE LA MEMORIA

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!