Uno de los perfiles de Instagram que me parecen fascinantes es @dadndaddies. Devon y Rob son (eran, en realidad) una pareja gay de Utah absolutamente heteronormativa y neoliberal. Ambos rubios y de ojos claros, el uno es un espejo narcisista del otro. Sus epígrafes siempre son redactados en la primera persona del plural (‘We’) y hablan a modo de comunicado. Sus imágenes, en un gran porcentaje producidas y, posiblemente, sacadas por un fotógrafo profesional, oscilan entre el álbum familiar (obviamente, tienen dos nenes rubios y lindos como ellos), fotos del gimnasio, de sus vacaciones ABC1 (canje) y algunas desnudos, bizarramente sexualizados ya que los nenes andan por ahí.

Rob es, definitivamente, caderón y es caracterizado por Devon con el eufemismo gay de ‘daddy’ que puede usarse para el gay mayor que paga por todo (no es el caso) o, en este caso, por ser el ‘gordo’. Las caracterizaciones son una constante en los epígrafes y tienen que ver con lo motivacional y aspiracional. Por ejemplo: ‘fácilmente distraídos, soñadores, ambiciosos y la lista continúa. Somos los típicos milennials? Frustraciones, sueños, deseos de ser mejor, todas estas son cosas que pensamos juntos’. Esto mientras toman un café hipster en ‘Three pines Coffee’ (?) y se miran el uno al otro con cariño mientras la foto es tomada por un fotógrafo.

Luego una foto de ambos en bomber Jackets, uno en tono de verde y azul y el otro en cereza y bordeaux dice: ‘les quería recordar que nosotros somos sus papis. Sus novios papis gemelos’ (la traducción es mía de ‘boyfriend twin dads’ que tranquilamente puede referirse no a sus hijos que, supongo son gemelos, sino a ellos mismos que parecen gemelos).

Un mes después aparecen los dos en calzoncillos frente a un fotógrafo profesional y dicen: ‘Hace seis meses que estamos en proceso de ponernos en forma (traducción de ‘fitness Journey’) y nos sentimos bárbaro. Vamos a compartir algunas fotos, en el futuro, de como vamos progresando’.

Luego muestran una foto de Rob con sus hijos en un living totalmente rosa y el epígrafe anuncia un libro (que no fue escrito por ellos sino que es mandado a ellos) cuyo título es ‘Pink is for boys’. Un libro que afirma que pensar que ciertos colores son para aquellos que tienen determinado tipo de genitales es un sinsentido. La corrección política está al máxima aunque, a pesar de esto, ellos nunca aparecen de rosa y su look responde al uniforme gay normalizado preppy de shopping center.

Con un cuarto de millón de seguidores, no era de sorprender que los anuncios comenzaran a aparecer. Así, los tenemos a Rob y Devon en una remera de una película promoviéndola o desnudos tomando una ducha ‘partnering with @hims to Address the fact that men lose hair’. Luego están las vacaciones, con, como afirman, ‘mucha azúcar y dejando a los chicos mrar la tormenta hasta tarde’. La blancura, la alegría y el dinero parecen no escasear en la casa de Rob y Devon.

Un par de semanas más tarde, una foto los muestra en la cama y el epígrafe nos cuenta que tenían planeado salir con amigos pero se quedaron dormidos. Agregan que no se han venido sintiendo 100% y que extrañan a los chicos’. Con quién estarán y cuándo trabajan? Luego sabemos que están con la madre (Devon es bi o era hetero) y ambos trabajan.

Un día después, en un post con 34 mil likes, Devon se refiere a lo emocionado que estuvo con las palabras que le dedicó Rob en su aniversario y para eso quería, y estoy citando a Devon, ‘retaliar’ con este mensaje: ‘Hace cuatro años, le pedí a Rob que fuera mi novio. (Como vemos no le habla a Rob sino que nos habla a nosotros). Lo único que sabíamos es que estábamos locos el uno por el otro y no nos queríamos despertar al lado de ningún otro. Desde entonces la relación tuvo altibajos pero creció de una manera impensada. Una cosa sé con certeza y es que el hombre que ustedes ven mirarme está enamorado de mí. Me mira de una manera que me hace derretir. Me envía textos que me hacen morir. Me hace sentir el diamante más brillante. Cuatro años no es demasiado pero es lo suficiente como para construir algo sólido’. Todo, a pleno! En a vida de Rob y Devon no hay grises, son todos colores pastel en blanco y negro.

Luego llegaron las fiestas, y los encontramos en el shopping @citycreekcenter, de la mano, con muchas bolsas, enamoradísimos y habiendo invertido mucho tiempo allí, según confiesan. Lo de ellos, según ellos, no son holydays sino holy-slays (en referencia a haber destruido la tarjeta de crédito consumiendo). Los juegos de palabras no cesan y un par de días más tarde, con 30,000 likes aparecen en un spa deseándonos una Merry Christmask.

Algunos días mas tarde, la imagen es la de un iPhone con protector para que no se moje pero hay algo sintomático ya que el epígrafe (que en realidad es una pieza de marketing) comienza usando sus propias vidas diciendo que ‘a veces es difícil encontrar el equilibrio entre disfrutar de sus vidas y sacarle fotos para compartirlas con todos nosotros’. Esta es la primera vez que se rompe el descreimiento.

Dos días despues, una foto de ambos con ambos críos frente a un mural que reza Salta Lake City dice: ‘Life update de sus papis favoritos en la Ciudad Salada. Esta semana es importante para mí porque dejo de ser un empleado para ser free-lance. Esto significa que podré viajar mucho más (y los hijos?), asociarme con marcas y compartir todo con ustedes en los social media. Durante las próximas semanas voy a estar viajando. Gracias por el apoyo y el de Rob que me ha ayudado a ganar confianza para dar este salto’.

Unos días despues aparece Devon con los dos chicos. El principio del epígrafe es el titulo: ‘Gracias a todos por los saludos de cumpleaños. Me siento bendecido con todo esto’. Pero luego agrega: ‘Recibí muchos mensajes de muchos de ustedes preocupados por Rob quien ha estado ausente en los últimos posts. Lo importante es que estamos felices, gozamos de buena salud y estamos trabajando para construir un futuro mejor. Pronto les contaré pero, por ahora, quería decirles esto’. Dos días despues en un largo comunicado conjunto, nos cuentan que han decidido separarse. Los hijos no eran de Rob sino de Devon quien dice: ‘Los chicos y yo estamos agradecidos por el lugar que Rob ocupó en nuestras vidas en estos últimos años y aunque nuestra familia no será lo mismo, le deseamos lo mejor en sus futuros emprendimientos’. Es es un comunicado a la prensa tras un despido en una empresa.

Un día despues Devon hace un video contando toda la historia de su separación y dos días despues en el epígrafe, reconoce que le aconsejaron tomarse una vacación de Instagram pero él nos dice que no lo va a hacer porque necesita estar conectado y ‘en comunidad’ durante los tiempos difíciles. Para él, no postear equivaldría a ‘esconderse’ y no ser auténtico ya que no postear significaría que ‘sólo está cuando su vida va bien’.

Dadndaddies está tan mal a tantos niveles que no sabría por donde empezar. En primer lugar, lo empalagoso del modelo heteronormativo blanco reafirmado por sus cuerpos masculinizados que sólo se acercan a lo no binario cuando es una oportunidad para fotografiarse para asegurarse seguidores que les permita ganar dinero haciendo canjes y publicidades. En el medio de esto están los niños quienes son mostrados felices frente a su papá Rob quien, luego nos enteramos que no es su padre, ósea, no es el ‘dad’ sino que es el novio del ‘dad’, lo que no es lo mismo. La figura que me parece interesante, sin embargo, es Rob ya que es el que decide bajarse de esta locura Instagramera de un cuarto de millón de seguidores para poder hacer su vida (aunque al bajarse, paradójicamente, nos cuenta que se va para tener tiempo para postear…whatever).

Lo que me resulta particularmente interesante es el énfasis constante en la autenticidad y en la honestidad cuando es evidente que todo inclusive entre ellos es una gran fachada. Todo, hasta la separación, había sido perfección, plástica y neoliberal y es obvio que esto no se podía sostener por la sencilla razón de que no es real. El Devon que queda está flaco y demacrado. Desinflado para los standares de la heteronormatividad supergay pero dispuesto a insistir con este modelo de vida. J A T

EL LANPODCAST DE LA GRABOIS Y SU PROBLEMA CON LA TECNOLOGIA

 

 

 

 

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!