La primer edición de ‘Almuerzos en la Casa’ va contra todo lo postulado por Victoria Ocampo. En primer lugar porque las únicas invitadas son modelos viejas y precarizadas que, en primer lugar, nunca fueron lo que se dice modelos. Me mata la buena onda del personal del lado derecho.

 

Atención al lado derecho de esta foto. Cómo se puede llegar a eso? El look es inclasificable. Jeans achupinados a edades indecibles, piel maltratada por la falta de productos y el exceso de Grinder con estupefacientes para lograr disimular el fracaso y ausencia total de acceso al circuito internacional. Esto es cabotaje con acceso anual al freeshop y pago en cuotas con tarjeta vencida.

 

Tereso Calaña, a esta altura, busca gastar menos en comida yendo de evento en evento clase B. Lo que no entiendo es qué le aporta a un lugar como Villa Ocampo la presencia de Calaña. Si hay algo que no entiendo son los mailing lists en Buenos Aires y seguramente tiene que ver con lo parroquial y de pueblo chico que es la gente que está dispuesta a subirse a un Uber para ir a un almuerzo al terrible dope con un par de gordas, unas ex modelos sin sentido del humor ni lecturas y siete putos desesperados demasiado preocupados en no darse cuenta que perdieron la oportunidad cuando decidieron no abrir la peluquería de barrio y quedarse con ese noviecito al que realmente querían.

 

Esta mina está sacada de un feretro de una de las victimas de Chernobyl.

 

La cartera es de plastico. El pelo es color tortilla quemada y el jogging no tengo palabras para describirlo. Who are these people?

 

Los pantalones me preocupan. En Anamá hay unos problemas presupuestarios importantes. El de la derecha es uno de esos personajes que si está en la misma fiesta en la que uno está es porque tus amigos tienen que intervenir y cuestionarte muy seriamente sobre la crisis por la que estás atravesando. Yo creo que si me cruzo con un tipo así en una fiesta me vendrían pensamientos suicidas tras una serie evaluación de qué es lo que estoy haciendo con mi vida. 

 

Sin una real carrera, estas minas vienen convenciendose como si de recitar un mantra se tratada, de que fueron modelos. No, chicas. Haber trabajado con Giordano no califica como carrera sino que es haber sido regenteadas durante el Menemismo temprano.

 

Me da cosa el marido de esta mujer. Ella, igual, le pone garra pero él es consciente del problema.

 

La Furtado junta las monedas y ya viene dejando un tendal en las mercerías del Bajo Flores.

 

La directora de la Villa Ocampo debería ser despedida después de esta foto.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA Mariana Telleria

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!