ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘CAROLINA HERRERA’:

Supongo que si diseñamos un print color “sangre” y negro (en sus justas proporciones) nos estaríamos apropiando del legado ancestral de los ponchos salteños, si diseñamos una chaqueta torero color” nazareno y oro”, estaríamos secuestrando en la liturgia de la tauromaquia. Es verdad que los diseñadores de Carolina representan con fidelidad los bordados artesanales mexicanos, pero estos diseños también son productos de consumo turístico, todos los que viajamos a México volvemos con imágenes de la virgen de Guadalupe, bordados de colores sobre tejido color hueso, una camiseta con Frida Kahlo Ziggy Stardust, botellas de tequila y afectados por la comida picante y la altura del defectuoso. Corazones espinados y artesanato comercial. Es inevitable como visitar Guadalajara y pasear por el barrio impronunciable, o ir al mercado de Coyoacán, comprar camisas guayaberas en Mérida y pasamontañas en Chiapas.

Saludos a todos
Brad

 

 

 

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!