ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘BRAD PITTBULL:

Lo de ayer por la tarde fue una borrachera de arte, la quietud en los estatuarios, el toreo a la verónica, los naturales … hasta veinte veces y veinte mas. José Tomas es el maestro distinto, reaparece una vez por año para mostrar un concepto único, tan bien con el capote, con la muleta y la espada. Se hablará siglos de el toreo de Tomás como el de Morante. Llegamos de San Sebastian ayer y vimos toros desde la barrera.

Es imposible aprender a ver toros sin haberlos visto toda la vida, ayuda ver sesenta corridas y leer algo, pero nunca aprendemos a verlo del todo. Porque cuando se aprendió a ver, se empieza a sentir las emociones que llegan a los tendidos. Yo insisto, me gusta elegir tardes buenas y seguir viniendo. Y leyendo.

Hay literatura específica importante (interesante), los ensayos técnicos, la poética en la tauromaquia, algunas grandes biografías (como la de Chavez Nogales de Juan Belmonte), aproximaciones filosóficas (Savater) o la enciclopedia de Cossio, eso además de las tinta china de Picasso y todo lo que ahora puede verse en Youtube. Lo de ayer fue un exhibición de condiciones extraordinarias, torería templada, recursos insólitos y mas cosas que me cuesta explicar. Estatuarios inmóviles, citando al toro de lejos, toreo a la verónica muy en serio y cuatro estocadas limpias y poderosas. Mucha emoción subiendo a los tendidos para una terrible expectativa.

Sevilla fue muy buena feria este año y no pudimos ir porque estábamos ensayando esas dos semanas todas las tardes. Fue la feria de abril en mayo. Todos los años voy a Sevilla a ver toros, pero este año (visto por tele) fue especial de arte, de triunfo y de toros, además no llovió ni una sola tarde. Grandioso triunfo doble de Pablo Aguado, terremoto de arte de Roca Rey y muy linda feria para Morante. San Isidro (Madrid) no se quedó atrás, salieron muy buenos toros, el tendido siete apenas si protesto animales aunque le hizo presión al concepto triunfal de ARR. Creo que en Madrid salieron mas toros buenos que en toda la década del noventa. Este año fuimos a la Beneficencia y ayer en Corpus, pero vi muchas tarde por Movistar, leo las críticas (hay dos o tres críticos taurinos que escriben realmente muy bien) y busco tertulias para ver … Los aficionados taurinos realmente saben mucho, vale la pena pasarse la vida hablando de toros, sin dudas. Es un diálogo abierto para aprender y siempre interesante, te conecta con el pueblo y con el sector.

 

 

 

 

 

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!