ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘ITO’:

Muchos comentarios tiene más relación con un pasado añorado que un futuro probable.

La industria argentina es precaria, poco competitiva, e improductiva en su mayoría, aunque hay milagros. En parte es el contexto macro – legal – impositivo y en parte la cultura empresaria (sobran dueños ricos operando en negro y pymes pobres) son la causa – un poco de todo – sino cómo explicamos ser unos de los paises con más cantidad de dólares en el exterior? No son todos de magneto, coto y rocca.

Por un lado, el dilema de “cierre o apertura” economía no es una solución a ese problema, es un paliativo. Es un condicionamiento que evita resolver el problema.

Por otro lado, el problema es que el contexto es dinámico. El mundo se va a integrar en bloques y estar aislados es un riesgo.

El desafío es cómo integrarnos siendo un jugador de bajo poder relativo evitando que esa circunstancia extienda nuestro rol de exportador de materias primas (una economía extractiva tal como lo es desde que éramos colonia).

Ahora, hay que ver la película, el tema es que nosotros siempre vivimos en la foto del deterioro actual y añoranza de un pasado que nunca fue, así hace 100 años.

Esa película nos muestra que en algún momento nosotros tenemos que usar nuestro rol en el que tenemos bajo poder relativo y economía extractiva para poder pegar un salto. Pero nunca nadie quiere ceder por lo que eso no va a pasar. Ceder no implica necesariamente precariedad laboral ni en el otro extremo pocos incentivos al inversor. En realidad implica que todos cooperen para ganar productividad.

Por último esa película demanda que haya un giro en la matriz productiva. Y aunque muchos no lo quieran algunas de las industrias que más gente emplean en argentina solo existen por un subsidio (publico o privado) que todos pagamos. O no están cansados de acceder a ropa o zapatos de mala calidad a precios en dólares?

El costo de transición siempre existe, aunque lo queramos negar. Por lo que él problema de fondo no es acuerdo – no acuerdo. Con o sin él el problema va a estar. Es si vamos a poder coordinarnos para liderar ese giro de la matriz, cediendo en algo, todo lo cual demanda algún tipo de coordinación – acuerdo.

Todo relato (como se expresa en los extremos de la polarización electoral) están lejos de ayudarnos a resolver esto, porque en última instancia ninguno de ellos tiene una respuesta. La respuesta nunca es un extremo.

 

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA:

 

 

 

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!