ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘BURBUJA’:

No me gustó ver la obras de Maresca todas juntas, acumuladas, en un espacio tan prolijo y tan ajeno a ellas. Nunca vi una muestra de Maresca (soy de 84) y prefiero quedarme con el registro fotográfico, con los videos en VHS. Es algo que pasa en la mayoría de las retrospectivas, se anulan las potencias, se dispone todo de una manera muy “de catálogo”. Por otro lado no me cierran las reconstrucciones como la del carrito blanco, si no lo viste en su momento ya fué, miralo en una foto e imaginalo. Es como la “instalación” en la muestra de Carlos Alonso en el Bellas Artes realizada por Luis Maresca en la cual Alonso participó solo en una supervisión via Whatsapp o la nueva sala en la colección Amalita Fortabat llena de obras de los 60 a los 90, todas atravesadas por lo político desde diferentes aristas, ahí encerradas, en ese edificio millonario, obras como las de Norberto Gomez o Heredia y Pablo Suarez, en un lugar que perteneció a alguien que estuvo muy cerca de la dictadura, no sé. Me fui un poco por las ramas pero creo que la descontextualización la caga siempre.

 

 

 

 

 

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!