El editorial de Fernán Saguier en la columna de Opinión del diario La Nación del día de hoy es uno de esos ejercicios de desequilibrio social disfrazado de corrección e igualdad ante la ley que caracteriza los intentos, cada vez más desesperados, de ciertos sectores del periodismo oficialista. Tomando errónea y estratégicamente las declaraciones de Dady Brieva  como vanguardia de una ‘izquierda populista’ argentina a la que, sólo representa a los ojos de esta rancia derecha y contraponiendo sus opiniones a citas de supuestas autoridades como jueces y camaristas, Saguier arma un escenario en el que cualquier atentado contra el statu quo es percibido como un exabrupto o una falta de respeto. Esta es la lucha entre el mundo de los exabruptos y la precarización de una sociedad cuyo futuro viene siendo hipotecado por un modelo productivo estéril.

La manzana de la discordia fue el llamado por parte de Brieva a una CONADEP del periodismo en el que se juzgue su responsabilidad y complicidad con el poder. Lo que debería ser un mea culpa por parte de Saguier acaba siendo, en cambio, una serie de quejas apuntando, nuevamente en términos de la grieta, a que el kirchernismo persiguió enemigos e hizo y deshizo con la pauta publicitaria estatal. Si bien esto es cierto (ya que Spolzki y Garfunkel son errores que en política posiblemente se pagan con la derrota a perpetuidad), el paisaje que pinta Saguier como, de un lado,  un kirchnerismo ‘que lanzaba, con la velocidad del rayo represalias impositivas, causas judiciales amañadas o ataques furibundos desde la mismísima televisión pública bajo el guión de la Casa Rosada’ y del otro, un Macri que respeta tanto la libertad de expresión que llega a ‘someterse a ser objeto de burlas por la admisión de sus yerros a cara descubierta’ sólo puede ser caracterizado como surrealismo de cabotaje.

Esto, desde ya, no contempla que la alianza entre los medios de comunicación hegemónicos y el Macrismo obedecen no sólo a la pauta publicitaria sino a todo un entramado de intereses que va desde los privilegios otorgados a los accionistas de esos medios y un empresariado cuyo privilegio de clase no necesita gritar desde la Casa Rosada ni ponerse a la defensiva ya que sólo tiene que sugerir por todos los canales y medios disponibles noticias fragmentarias que creen una realidad deformada. El rango de esa información fragmentada, como venimos viendo en este blog, va desde la construcción de una cultura cool del ajuste a la transformación alquímica de la desocupación en ’emprendedorismo’. Si, desde un lado, el kircherismo se veía en la patética necesidad de usar la cadena nacional para marcar agenda mediática y de mentir, omitiendo datos de la pobreza en el INDEC; desde el otro lado, el macrismo ha venido transformando sus patéticos mea culpa y fracasos reiterados en trends y vulnerabilidades mindful. Nada de esto, sin embargo, le resta responsabilidad alguna a un periodismo adicto al poder que ha venido deformando la realidad al punto de lo irreconocible y que, como dice Dady Brieva, deberia responsabilizarse o, al menos, hacer un mea culpa.

Ademas, Saguier acusa a Brieva de enunciar la palabra CONADEP en vano asociándolo, ni más ni menos que a Herminio Iglesias. Esto viniendo del dueño de un medio al que su propio plantel editorial se opuso al intentar bajar linea en torno de la teoría de los dos demonios durante la dictadura militar, la relativización del número de desaparecidos y la reducción obscena de la edad de imputabilidad penal de los menores de edad, parece un chiste.

Personalmente, no puedo sino leer ese artículo como un acto desesperado de alguien sin demasiado sofisticación intelectual que sólo puede aferrarse al discurso legalista de la supuesta separación de poderes y los endogámicos galardones periodisticos, para hablarle a sus conversos  lo que en realidad encubre un entramado de corrupción e intereses que el poder político, en algún momento, debería investigar si quiere que el pais salga de este circulo vicioso de fracaso y corrupción. J A T

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL APAGÓN DE LA SEMANA PASADA Y EL CYBERCOMMAND NORTEAMERICANO

 

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!