Para algo no estaba preparado y era para Cande Tinelli quejandose por la crisis. En una entrevista radial sobre la difícil situación que atraviesa el païs, Cande, tras salir a militar con su hermana para la campaña de Macri de hace cuatro años, dijo: ‘Obviamente no me toca como a cualquiera, pero no me voy a quejar porque no me falta nada, sí lo veo por la marca de ropa que tengo que no vende y tuvimos que cerrar un local. En la música tambien vender entradas es difícil, la gente está muy cuidadosa y está bien’, reveló. Desde ya, nunca se le ocurrió que la razón de esto puede ser una combinación de la crisis y del hecho de que diseña y canta para el orto porque no es ni lo uno ni lo otro. Y agregó: ‘Tuve que volver a vivir con mi papá por la macrisis.(…) Vivo con mi familia, mi hermano y con mi viejo. Yo viví sóla un mes pero alquilé mi departamento por dos años. Pero ahora me vuelvo a ir. Como dice mi mamà… por la plata baila el mono’.

Convengamos que estamos hablando de la hija de un tipo que debe tener, por lo menos, cien millones de dólares (y me debo estar quedando corto) y que ha mantenido una estructura formalmente insostenible de negocios para sus hijas en forma de marcas de ropa y demás lo que confirma lo holgada de su fortuna ademas de que muy posiblemente todos estos ’emprendimientos’ tienen que ver con cuestiones de lavado de dinero o evasión fiscal. Por su parte, con su cuenta de Instagram solamente, Cande podría vivir sin hacer más nada que mostrar algùn desnudo eventual o algun nuevo tatuaje, de vez en cuando. En este sentido, es interesante que en la entrevista radial se vio obligada a desmentir que se tatúa la concha por lo que la cuestión de la venta de su propia sexualidad está siempre a la vuelta de la esquina. Cande y el porno.

Sin embargo, creo que esto es un paso más en la dirección iniciada allá en el tiempo por Cynthia Cohen e hija intentando disfrazar como ‘fashion’ la ‘miseria’. El dinero de Cohen viene de su ex marido, muy ligado a las contrataciones y testaferros menemistas. Con un departamento afrancesado diseñado por Bustillo y otras propiedades, Cohen quiso mantener su perfil de ‘artista’ cultivando una estética del jogging y la ropa proletaria en sintonía con lo que venía ocurriendo en el mundo con marcas como Givenchy o Vetements. Sin embargo, Cande da un paso más allá y no sólo se copia la estética del precarizado sino también su ética y sus problemas. Cande ha decidido adoptar la vida del trabajador precarizado haciendo una suerte de actualización de la bohemia de fin de siglo XIX pero en plan nena consentido tardo capitalista.  El problema es que da mucha información. Sin ir más lejos, estamos hablando de una joven a la que se le instaló una marca de ropa, se le regaló un departamento y que, a pesar de todo esto y frente a sus reiterados fracasos, decide abrazar el rentismo, alquilando su departamento para ser aceptada nuevamente en el seno de su hogar paterno. Realmente no entiendo cómo el padre, tras comprarle el departamento, la recibe nuevamente en su casa pero es evidente que su necesidad de estar cerca de la corte familiar tiene que ver con que es allí donde se deciden las repartijas y el que se va a Sevilla pierde su silla. Tampoco debe descartarse la necesidad de salirse del lugar de la Paris Hilton fea y de cabotaje con cara de nena mala y consentida para con quien la gente no puede identificarse ni empatizar. Es muy dificil tener una carrera de artista si la relacion entre el artista y el espectador es tan abismal.

Finalmente, en dicha entrevista confirmó su separación del hijo de la Motochorra Paqueta Bonomi tras lo cual borró todas las fotos de su tiempo con el ‘joven empresario’. En sintesis, ningun novio le dura más de un año, le regalaron un departamento pero vive con papá, es multimillonaria pero no le alcanza para fin de mes y llueve en el Sahara. Cande es pelotuda hasta para pedir pido. J A T

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL APAGÓN DE Buenos Aires EN RELACION AL CYBERCOMMAND NORTEAMERICANO

 

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!