FUENTE: DIARIOZ

60.000 inquilinos se mudaron de la Ciudad al conurbano porque no pudieron pagar el alquiler

Durante el primer semestre de 2019 unos 60.000 personas dejaron de alquilar en la Ciudad de Buenos Aires y se mudaron al conurbano, donde los alquileres son en promedio un 40 por ciento más baratos. Los datos surgen del trabajo conjunto la ONG Defendamos Buenos Aires y el Estudio Miglino y Abogados.

Los barrios que más inquilinos perdieron son: Palermo con un récord de 10 mil locatarios, Flores (8.000), Las Cañitas (7.000); Liniers, Villa del Parque, Las Cañitas, el centro y Flores (6.000 respectivamente). En Provincia de Buenos Aires los barrios que recibieron más vecinos provenientes de la Capital Federal fueron: San Isidro, Vicente López, Olivos, Banfield y San Martín.

Varias razones impulsan este éxodo al Gran Buenos Aires. Por un lado, la duplicación del valor de los alquileres, que pasaron de 7.000 a 14.000 pesos para un monoambiente. También el aumento de luz, gas y agua. Otro factor fue el aumento de las tarifas, que en los barrios más pobres de la Ciudad como Barracas, Almagro, Constitución y Pompeya aumentaron un 140 por ciento.

Sin embargo, según Javier Miglino, director de Defendamos Buenos Aires, fue el aumento de las expensas lo que “se convirtió en la mayor pesadilla. En muchos casos la gente llega a pagar de expensas un monto idéntico al del alquiler, lo que forzó a miles a mudarse”, dijo.

Miglino asegura que en barrios como Belgrano, Palermo, Puerto Madero o Recoleta Capital Federal se duplicó el valor de las expensas entre diciembre y junio (de 3.000 a 6.000). Los departamentos de tres y cuatro ambientes -con expensas que pueden llegar a los $50.000 son los que mayor deserción están sufriendo por parte de los inquilinos que buscan alquilar en la provincia de Buenos Aires -Banfield, San Isidro, Olivos y Vicente López son las zonas más buscadas- o se mudan a un monoambiente con gastos menores.

“En la actualidad los ‘alquileres estrella’ en la zona de Belgrano, Puerto Madero, Palermo y Recoleta son los denominados todo incluido. Se crearon para salvaguardar la situación futura de muchos locatarios que pactan con los dueños que el monto que se pagará en concepto de alquiler contenga el valor de las expensas, el agua y el ABL. De ese modo los inquilinos no deben sufrir aumentos mensuales que afrontaría el propietario y alquilan sin sorpresas, porque siempre saben cuánto van a pagar”, dijo Miglino.

Tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en el conurbano las vedettes son los monoambientes porque no solo los habita mucha gente sola sino también parejas, grupos de dos o incluso hasta tres amigos. “El AMBA deja en el recuerdo la época de las grandes casas en countries y barrios cerrados que para muchos hoy son una trampa imposible de sostener”, concluyó Miglino.

 

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL APAGÓN

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!