ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘GERMÁN’:

Cuando un hijo de puta como Santilli (h) sale por la tele a decir que “muchos no quieren ir al refugio” y los infelices que están todavía por debajo suyo en la cadena de esclavitud en la que se convirtió el mundo regido por el neoliberalismo, propagan el mensaje con odiosas ínfulas, la fotografía está completa: el esclavo se come a su par esclavo, lo desprecia, lo detesta, por obra, gracia y orden subliminal del sistema. Y, desde su “otra realidad”, el esclavo se encuentra tan idiotizado que ni siquiera se da la chance a pensar por sí mismo e imaginar algo de lo que aquí enumera Gabota (y que no agota todas las posibles razones por las cuales muchos no quieren ir a un refugio tal como existen y se ofrecen, en términos inhumanos). La tele, siempre mientras tanto, le da manija al pianista que vive en la calle, dando, claro está, otro mensaje nefasto: “mirá qué injusto y conmovedor, un tipo que sabe tocar tan bien el piano, se está muriendo de frío y desnutrición, vive en la calle”. Mensaje que en su trasfondo indica que la mayoría de los desclasados que viven en la calle, esos que no saben tocar ni el triángulo, un poco merece el rol trágico que le ha tocado en esta farsa planetaria (o, traducido al lenguaje troll: “los otros son kukas”). El panorama es desolador (y eso que esto, que empezó hace rato, recién comienza).

 

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL APAGÓN

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!