ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE JORGE NERICO

El pelo de Sara Facio podría tomarse como indicador del momento que esté atravesando, según cuál fuere éste, desde que contó que dejó de ir a la peluquería para hacérselo teñir cuando se volvió a enfermar María Elena, porque le parecía una boludez atómica estar 3 horas al gas en una peluquería, cuando la compañera suya tenía los días contados…

Por suerte pasaeon años de Sara de pelo blanco acompañando a una Ma. Elena convaleciente, hasta su muerte, momento exacto en el que la estaba cuidando la sobrina de Sara.

Cuando pasé por SADAIC por el sepelio de Ma. Elena, de colado, pude saludar a la sobrina de Sara -que se me presentó como la sobrina de ambas- y darle unas flores para que acomode del otro lado del cordón, cerca del féretro.

Al féretro lo cubría parcialmente una manta de telar, por pedido de Ma. Elena en una de sus canciones para adultos. Era una manta en dkstintos tonos de marrón. Entendí la alegoría enseguida, por haber escuchado esa canción miles de veces…

Pero lo que también entendí, y que me impresionó, fue lo del pelo de Sara: estaba blanco, blanco y sin demasiado arreglo, como el de cualquier viuda.

Esa noche su pelo descuidado, y mi tristeza inclinando la cabeza frente al féretro carecían de la misma cromática.

EL LANPODCAST DEL OSCURO GUSTO ARGENTINO POR CENSURAR A OTROS

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!