La carta de los rugbiers by Clarin.com on Scribd

Creo que es un error confundir el llamado de los rugbiers argentinos a la defensa violenta contra el fraude hecho por el concejal marplatense de Cambiemos con una expresión más de ‘la Grieta’ ya que, según entiendo, hay un trasfondo más complejo. Recordemos que hace un par de días, el concejal Volponi dijo que ‘en octubre muchísimos’ jugadores cuidarían las urnas ante un posible fraude. Apenas leī esto tuve, como Argentino, una reacción física ante la amenaza de la violencia como vinculada a un sector social. En realidad, ese comentario es doblemente violento. Por un lado, es violento porque presupone que el rugby es una prerrogativa de cierto sector social y hasta ideológico. Por el otro, es violento porque transforma ‘lo masculino’ en un tipo de violencia en nombre de ‘el bien’ y contra ‘lo femenino’ (que es presentado como engañoso, convincente y tramposo). Hay en las palabras de Volponi un juego dialéctico que contrapone una ‘masculinidad solidaria, virtuosa y defensora de la verdad’ a una ‘femineidad débil, poco solidaria y engañosa’. La noción del paraíso terrenal judeocristiano, con las consecuencia del caso, está construido sobre estos mismos parámetros. Un Adan que sin la ayuda de otros hombres al haber sido dejado solo con Eva queda a merced de sus encantos y maquinaciones y terminar corrompiendose. Esto, desde ya, ocurre en un país en el que el Proceso de Reorganización Nacional feminizó la Patria (derivada de Padre pero de género femenino) para contraponer a ella la peligrosa incapacidad de la puta que debe ser sometida con violencia masculina y en esa genealogía encontramos a  Evita Perón, Isabelita, las guerrilleras, Cristina Kirchner…

Es por todo esto que la decision de un grupo de rugbiers K de redoblar la apuesta y contestarle a Volponi tiene algo poético ya que, en lugar, de sectorizar al rugby, deciden abrirlo para transformar a la elección en si misma en “un inmenso scrum que empujará al Gobierno” de Mauricio Macri (fuera del poder) acaba incluyendo al país en el proceso. Esto fue hecho a través de un comunicado firmado por “técnicos y personas vinculadas a clubes de rugby de Mar del Plata y Batán”, es decir, no necesariamente jugadores (signados por los ideales macristas de la juventud y la performance) sino por aquellos que trabajan como soporte de esa juventud ‘elegida’ sin quienes el deporte, sencillamente, no puede ocurrir. Después de señalar que el gobierno “convirtió a los clubes de rugby en experiencias casi insostenibles, a raíz del aumento brutal de las tarifas y la falta total de políticas que acompañen estas instituciones”, destacaron que a Volponi “durante su experiencia como rugbier le faltó aprender que este deporte dista de ser un instrumento para que el poder lo utilicen con el fin de amedrentar a los votantes, como muestra su dibujo”. “Garantizamos que en Octubre seremos miles los rugbiers que fiscalizaremos la esperanza y el fin de este proceso político nefasto“, insiste el comunicado. Y agrega: “Será paradójico para usted observar cómo millones de argentines, que nunca jugaron todavía nuestro hermoso deporte, forman un inmenso scrum que empujará a este gobierno entero, para atravesar el in goal y donde se marcará el try penal que signifique el fin de esta pesadilla. Luego vendrá el tercer tiempo donde nos sentaremos todes, TODES, a reconstruir un país devastado por ustedes”. La invitación a los excluidos en lenguaje inclusivo desde dentro de un deporte violento y homosocial como el rugby es poético y bienvenido.

Al emerger la voz disidente del personal de apoyo como alternativa a la masculinidad vociferante de Volponi se produce desde dentro del rugby una necesaria distinción que pone en evidencia la necesidad mutua y creo que ahí radica la potencia de la utopía K que no es otra que la de poder superar la histórica grieta Peronista para poner en evidencia la necesidad que ambos lados de la grieta tienen para poder vivir en comunidad. Esto es algo que Cristina Kirchner durante su gobierno no pudo ni creo que quizo lograr pero ojalá que la actitud de los ‘rugbiers’ k sirva de ejemplo de inclusión de una sociedad que aun arrastra en su seno grietas ancestrales, mucho más profundas que la de los k y anti-k y que tienen que ver con la antinomia entre la violencia anómica (la mazorca, Rosas, la tortura, el terrorismo de Estado organizado entre hombres en lo que podría considerarse como diferentes momentos del scrum argentino) y una sociedad mas inclusiva y menos machista. J A T

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL MINDFULNESS COMO INSTRUMENTO DE AUTODISCIPLINAMIENTO NEOLIBERAL

 

 

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!