ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘MIGUEL CURANI’:

No les voy a mentir: me gusta y me interesa la política.

En el año 2011 la presidenta electa por el 54% de los votos propuso la idea de la “sintonía fina”. Ya me había seducido la frase: “quiero un país normal” Ambas ideas me sonaron a un salto cualitativo, algo para subir de nivel, un nivel o más relacionado con el crecimiento de una sociedad cansada de los sube y baja. Parecen ideas simples, pero no a todos los argentinos y muchos de afuera, les sirve un país normal. Como muestra valgan estos 3.5 años de “neoliberalismo salvaje”, donde los mercados se apoderaron de nuestro destino. Pero volvió una señal positiva en las paso 2019, como si la gente se hubiese cansado de una estética de falsa cercanía, esa del lobo vestido de cordero, que nos hinco los dientes en la yugular pero que no llegó a terminar con nuestra vidas, estuvo cerca pero se reaccionó a tiempo.

En las discusiones políticas de bar todo pasa por lo “nacional”, y los porteños tratamos a la ciudad de Buenos Aires como algo menor. Pero la ​CABA ​ (como se le dice nominalmente/fríamente o catastralmente) es una ciudad con la misma población de Uruguay, maneja un presupuesto similar al de Madrid y recibe a 10 millones de personas durante el día. Pero me quiero centrar y volver al concepto de la “sintonía fina”.

Estamos a punto de encarar un proceso que intenta superar la mera “vuelta” de una experiencia de gobierno anterior y se habla de “volver mejores”. En esa línea me gustaría proponerles esta lectura, a estar abiertos a cosas de más calidad y a tomarnos algunas cosas más en serio.

Me gusta esa idea de que: entre una cosa bien hecha y una mal, hay muy poca diferencia…(la entendes?)

Y, analizando con esa idea, todas las obras que se realizaron en la Ciudad de Buenos Aires, a pesar de lo muchos millones gastados, están muy mal hechas, todo es muy pobre, pero eso si: tiene buen lejos…en la foto da barbaro!

Si te paras a mirar los detalles, todo se resquebraja, se filtra, se parte, se rehace, se modifica, se hunde, y se vuelve a rehacer.

Estamos todos de acuerdo con que Horacio Larreta hizo una gestión de muchísimas obras, ejecutó parte de los 350.000 millones de pesos en ellas. Pero si ponemos la lupa, las obras se hicieron contra reloj y de muy mala calidad. Te propongo que hagas de cuenta que haces una obra en tu casa, y mires con ojos de cliente. Verás obras millonarias que se encararon sin presupuesto y en un clima de caos absoluto, con el fin de llegar a cerrarlas antes de las elecciones, para seducir a “los vecinos” antes de las PASO.

Ahora que pasaron nos podemos tomar un tiempo para ver las terminaciones (siempre con ojos de cliente) y quiero tu opinión.

El caso del Paseo del Bajo: tan mal proyectado que cuando se quedó un camión en una curva quedó anulado todo, o en los “sapitos”, cuantas ambulancias se cocharon con el techo?, Sigamos, mirando con “ojos de cliente”, de quienes pagan los trabajos, como efectivamente somos. Porque, en definitiva somos nosotros, los “vecinos contribuyentes” los que con nuestros impuestos pagamos estos trabajos.

Barrancas de Belgrano: vos la ves de lejos y quedó maravillosa, pero mira las veredas, los cordones, la calles. Se volvió a romper lo que estaba terminado, (los colectivos en la salida de La Pampa se chocaban con los autos que bajan por Pampa o doblan hacia el río). Sobre la calle Sucre, la vereda se corta abruptamente y no tiene senda peatonal para cruzar: una trampa.

Retiro, Constitución, Plaza Once… Cuantas veredas, de toda la ciudad, se hicieron más de una vez? cuantas calles sobre asfaltadas?. Si, es verdad, del tema de los baches ya no se habla mas, sera porque asfaltaron 4 veces la ciudad?

No les pasó que caminando por la “vereda” del Metrobús, tuvieron que bajar a la calzada porque la cola de gente que espera otro micro, no te deja lugar? O que entre parada y parada hay más de diez cuadras?

El presupuesto de hacer veredas y poner macetas, es mayor al de educación, y eso habla de políticas públicas, decisiones de estado, donde se pone la plata y de donde se la retira.

Tener hospitales desantendidos, sin insumos y en estado de abandono, también es una “política”, porque pensas que tenes una prepaga que aumenta cada vez que aumenta el dólar? Te aumenta el sueldo de manera proporcional?. Ahora imaginemos que los hospitales tuvieran el confort y el estado de una clínica privada (porque sólo de eso se trata, ya que los médicos municipales son excelentes) y consiguieras turno con la misma demora que una prepaga… seguirías pagando lo que pagas? o los precios (de las prepagas) bajarian drásticamente, y podrías gastar la diferencia en vos y los tuyos.?

Lo mismo pasa con la escuela pública: los bajos salarios, las malas condiciones edilicias, la falta de calefacción, etc generan reclamos, paros que redundan en pérdida de días de clases. Entonces qué haces? vos queres que tus hijos tengan clases y los mandas a una escuela privada (que el mismo gobierno subvenciona, chiste no?). Eso también es una “política “ del Gobierno de la Ciudad. Cambia macetero por pupitre, aula por contenedor. Y ni hablemos de conseguir una vacante…obvio que te vas a ajustar pero a un hijo no se le niega la educación y ahi “caes” en la escuela privada.

A vos inquilino te hablo, te resultó fácil “entrar”? Te cuesta pagar los aumentos? No pensas que si hubiera más oferta (ya que hay 100.000 propiedades desocupadas), bajarian los precios? Eso también es una “política”. Que haya gente durmiendo en la calle, también es una “política” (perversa para la “ciudad de todos los argentinos”)

Subtes de primera y subtes de segunda: funcionan igual o tienen los mismos vagones todas las lineas? la D y la E prestan los mismos servicios? Fijate la calidad del tren Mitre y comparala con el Viaducto San Martín…

En fin, subtes con aire acondicionado en invierno, palitos amarillos arrancados, plazas que se inundan, baldosas rotas, veredas en mal estado, falta de iluminación. Y con la basura como estamos? y que no lleguen los parquímetros…

A estar más despiertos, más observadores, si nos pudiésemos conectar con los detalles y dejar el celular…verías que nos venden cartón pintado, mientras nos encandilan con luces led, no nos dejan ver lo que se esconde atrás.

Mientras tanto siguen vendiendo patrimonio de la ciudad (el Tiro Federal, CENARD, y otros que resisten como los terrenos del ferrocarril, talleres protegidos de barracas, etc etc)

Podría seguir hasta el hartazgo, contando negocios a espaldas nuestra con bienes nuestros, pero no, te invito a que veas, te detengas y veas, onda: más realidad y menos redes sociales, más atentos a lo que pasa en las calle que en las pantallas de los celulares, que aturden. Te tomes cinco minutos diarios para pensar si querés seguir pagando el costo de lo que pagas, por lo que te están dando en realidad.

A vos que te gusta comparar Buenos Aires, con Madrid, Boston o París, fijate que estas comprando, que te están vendiendo y reclamá! Si lo que dejas de vida en las calles de Buenos Aires, te vuelve en felicidad. Saludos!

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES SOBRE MINDFULNESS Y NEOLIBERALISMO

 

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!