ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘MARTIN’:

Está claro que hay una añoranza en todo peronista de los tiempos en que se consumían los enormes ingresos de la soja, y esto era una fiesta populista. Por otra parte lo de la villa 31 marca un poco como el macrismo intentó postergar consumo presente para sentar las bases de una infraestructura aerocomercial, marítima, víal, y erradicar las villas. Eso no le importa a la gente, la gente quiere presente, lo cual marca la inmadurez del argentino. Madurar es postergar la satisfacción presente en pos de un futuro mejor. Poder desarrollar la capacidad de pensar en mediano plazo.

Todo esto se tiró por la borda por no hacer el ajuste fiscal, cosa que es cierto aumentó la pobreza, ajuste que el peronismo no quería mientras lloraban por tener que pedir plata para bancar que no se pueda hacer el ajuste, porque acá en Argentina, no importa si las empresas cierran, y si tienen que despedir gente por el ajuste vía devaluación hecho tarde, que hay que hacer para no achicar el estado. Ni que hablar de los impuestos.

Los empleados públicos se creen importantes e imprescindibles, lo cierto es que sobran, y son además una casta con más beneficios que los laburantes de a pie. Esto es; no se los puede despedir, y tampoco criticar, cuando sabemos que hay muchos ñoquis y otros que son puestos duplicados.

Párrafo aparte merecen “LOS TRABAJADORES” peronistas que siempre se creyeron que eran los que trabajaban cuando sabemos, que son los reyes del vivir de arriba del estado, por lo menos durante el gobierno k, y tampoco es que hacen mucho.

Mientras tanto, en el sector privado el verdadero laburante tiene que hacer malabares y se funde por tener que bancar el ñoquerío con sus impuestos, mientras escucha la sarta de boludeces, frases hechas de la ignorancia peronista. Peronistas que piden control de capitales para que no se fuguen los dólares, pero que son los primeros con su sueldo en el estado en comprarlos para irse de viaje afuera, para despues volver y seguir siendo uno más de los muchos estatales que sobran. Ni que hablar de los planes sociales, esa es una pobre gente que Kiciloff, convertido ahora en “un sex symbol que anda en un clío y hace campaña sin plata, cuando todos sabemos que plata tienen, si en esos doce años se robó mucha plata”, terminó de destruirle la cultura del trabajo cuando decidió que había tantos discapacitados como un país en guerra. Después están los docentes que son los reyes del paro.

Pero eso a nadie le parece importar, porque el privado no es una de las vacas sagradas. En fin ahora viene Alberto y va a tener que seguir ajustando, y se la VAN A TENER QUE COMER DOBLADA los “TRABAJADORES PERONISTAS”. Ahora los quiero ver recitando su “versito-superstición” cuando le ajuste un peronista.

 

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL MINDFULNESS COMO UNA HERRAMIENTA DE AUTODISCIPLINAMIENTO NEOLIBERAL

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!