ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE VERITO MALAMFANT BRUN:

Desde hace casi 4 años trabajé para una de las agencias de Prensa y RRPP más grande de argentina. Para los que me conocen saben que fui directora y desarrollé el área digital, dándole procesos, ganándonos un lugar en el mercado tan competitivo porque Grupo Mass no tenía como expertise digital.

Durante estos años subrí abuso de poder, discriminación porque estaba 25kilos más de los que estoy ahora, ninguneo, presión pero sobre todo maltrato por parte de varias personas una de ellas, la más conocida es Wally Diamante, en reiteradas ocasiones junto a su dupla para estos menesteres Mía Goldaracena, me hacían reuniones para decirme que yo no podía, que liderar equipos no era lo mío, me desacreditaban delante de mi equipo, me psicopatearon una y otra vez. Lloré delante de ellos ante cada maltrato. Eso les daba poder sobre mi. Hacían reuniones a mis espaldas con mi equipo. Me lo ponían en contra. Wally me decía no se peleen chicas cuando yo le decía a alguien que hiciera algo.
Me desautorizó, me maltrató, me llamó gorda de mierda una y otra vez. Claro que él no sabía que yo estaba escuchando. En Grupo Mass dejé todo, incluso perdí mi pareja porque dejé todo en mi trabajo. Poco a poco y a pesar de que yo seguía ganando cuentas el maltrato persistía. Antes de irme de vacaciones me gritó y me humilló. No me dejaba, siendo el área que más facturaba contratar recursos de calidad, talentos, por el contrario contrataba gente que se viera bien, que no fuera gorda, ni negra, ni cache, ni viviera en el conurbano. Le tuve miedo a que me dejara sin trabajo, por esa razón aguanté toda clase de humillación.

Cuando me voy de vacaciones me desarma el equipo, y nombra a otra persona como Director, Le planteo por qué hizo eso? que era poco elegante. Wally Diamante le dijo a varias personas que me iba a cagar a trompadas. Tengo los textos.

Volví de viaje, el cual me arruinó, con ataques de pánico. Miedo, ansiedad y mucho dolor. Hoy 3 meses después, estoy recuperándome. Sigo medicada. Para esta gente yo estaba mintiendo. Me destrozaron económicamente porque no me pagaron el sueldo sino una parte de este, porque más de la mitad lo cobraba en negro. Y por sobre todo me destrozaron psicológicamente.
Pero hoy ya no tengo más miedo. Hoy Wally Diamante, Lucas Mentasti y Mía Goldaracena no pueden hacerme daño.

Mi trabajo habla por mi. Trabajo duro, y soy una persona honesta y leal. Lástima que estas lacras no tengan valores.

Perdón por la extensión del texto. Lloré mucho. Ya no más.

Hay muchas marcas que son cómplices de esta gente!! Porque las empresas honestas y de buen trato a sus empleados no contratan agencias así. Discriminación!! BASTA!

 

EL LANPODCAST PARA EL MINDFULNESS COMO HERRAMIENTA NEOLIBERAL

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!