ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘BRAD PITTBULL’:

Perdona Cochabamba, estuve horrible. Hace muchos años no ofrecía un concierto tan flojo, ni podía respirar. No me levanté con el pie derecho esta mañana.

Me asumo con “lo peor de los buenos artistas”, resumir.

Lo de recién fue una pesadilla, no tengo excusas. La verdadera pesadilla que es “no tener buenas sensaciones en el escenario”. Ni la altura es excusa, ni los horribles teléfonos en alto, ni el sitio ni el escenario; mía es la responsabilidad. Tampoco va a ser siempre bonito e inspirado como en Sevilla ni eficacia como en Valencia pero siempre lo intentamos. Caballo viejo y cansado. No es fácil cumplimentar responsabilidades que no son pocas; estar a la altura de las expectativas así sean escasas o demasiadas. Son muchos años cantando y están todos en los pulmones y en la garganta-
Quizás merecía un “entierro vikingo” en Pirineos (el último en España), y descansar con Guille. España fue una muy bonita temporada, pero habrá que remontar la de barriletes que me esperan este año y el próximo. En el escenario soy toro y torero, no tengo excusas ni a quien echar culpas, tampoco basta con la voluntad y la buena disposición.

Llegar con lo justo, esperando la “aparición del duende lorquiano” no siempre alcanza.

Esta noche debería ser una advertencia que confirma lo que, en el fondo, yo se. Asumir la voz cantante todo un concierto -que es mayormente cantado- exige capacidades extraordinarias ; puedo escribir, puedo grabar, puedo conversar … pero para cantar tanto estoy en mi límite y pasa lo que pasa, lo que pasó. Esto es “alta competición” (entre comillas porque no competimos sino conmigo y con lo que se espera de mi) , las noches tienen que ser todas muy buenas y son muchas.

Perdón Cochabamba, todos se merecen lo mejor de mi.

 

EL LANPODCAST PARA EL MINDFULNESS COMO HERRAMIENTA NEOLIBERAL

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!