Vivir en Inglaterra me permitió ver el modo en el que quien en principio parecia ser una buena oportunidad para que la Familia Real demostrara el modo en el que se adecuaba a los tiempos contemporaneos fuera convirtiendose en el foco de todo tipo de ataques, especialmente, por parte de la prensa. Por supuesto, me refiero a Meghan Markle quien, a pesar de haber sido una conocida actriz antes de su matrimonio parece no haber estado preparada para lo que le depararía su vida en Inglaterra.

Hace un mes y medio, Markle fue invitada a curar una edición de British Vogue y, para sorprensa de muchos, decidió no incluir a la reina entre las quince mujeres que mas la ‘inspiraron’. Para peor, decidió no salir en la tapa para sólo curarla a diferencia de Kate Middleton que en su momento fue tapa. Esto, desde ya, fue leído como un doble ninguneo no sólo a la reina sino tambien a la futura reina. Lo diarios atribuyeron esas decisiones a una tendencia natural de Meghan a violar las normas del sin, en rigor de verdad, haber violado nada ya que sin ir más lejos, su marido Harry en una ocasión ‘curó’ el Today Programme y en el pasado Kate hizo lo mismo con el Huffington Post. Es evidente que no se aplica la misma vara para la afroamericana de la familia real que para el resto. Sin embargo, Meghan y Harry han hecho algunas cosas de manera diferente y muchas veces poco amigable.

Aunque hoy Kate Middleton parece ser la favorita de todos, este no siempre fue el caso. El apodo que tenía Kate al principio era Waity Katy en referencia a que se pasaba la vida esperando que su entonces novio le ofreciera matrimonio. Tambien se la critico porque su madre había sido una azafata. A pesar de esto, nunca fue tan atacada como lo es, en estos momentos, Meghan Markle y una de las razones para esto es que en la epoca en la que Kate se casó, los social media no eran tan prominentes como ahora. Debe tenerse en cuenta que mientras en el pasado, los medios tradicionales era el unico modo en el que los ‘royals’ podian entrar en contacto con el gran publico; hoy, lo pueden hacer directamente a través de sus cuentas de Instagram y Twitter.

Hugo Rifkin dijo no hace mucho que ‘es sorprendente cómo la peor gente en el mundo del periodismo parece tener algo personal contra Meghan Markle’. Por esto se refiere, en principio, a Pierce Morgan quien ha venido emprendiendo una cruzada contra la Duquesa de Sussex, tras que esta decidiera reformar la casa que les regalo la reina en Windsor a un costo de dos millones y medio de libras a cargo de los contribuyentes. En otra ocasión ha dicho: ‘si queres una vida privada, volvete a los Estados Unidos’ y por supuesto, no ayuda que su propio padre y su hermana hicieran comentarios negativos sobre ella.

El tono negativo de la cobertura de su vida por parte del periodismo ingles obiga a pensar en la cuestion racial. En el Daily Mail hubo un titular directamente racista que hacia referencia a su infancia en una villa miseria cuando la realidad es que se crio en uno de los barrios mas exclusivos de Los Angeles. Esto genero una reaccion directa del Principe Harry quien en la edicion de Vogue curada por Meghan dijo que cree que hay racismo y anti-americanismo en el modo en el que los medios se refieren a su esposa. La filtracion de una carta privada a su padre hizo que Meghan decidiera iniciar acciones egales contra el periodico.

Por supuesto, en el centro de los ataques esta la sexista narrativa de la pelea entre Kate y Meghan. Todo esto comenzo en The Sun cuando se informó que Harry y Meghan habian decidido mudarse de Kensington Palace al cottage de Windsor. Esto inmediatamente fue leído como que Meghan no soporta a Kate. Estas ‘peleas entre mujeres’ son parte de una saga que se puede remontar a Elizabeth y Margaret y a Diana y Fergie. Fueron los medios los que historicamente han venido fogoneando este tipo de narrativa.

Pero qué es lo que Meghan y Harry hacen que invita a la prensa a antagonizar con ellos. En principio, se negaron a informar a la prensa el lugar en el que su hijo Archie nacería. Tampoco quisieron posar para la foto oficial el día despues del nacimiento frente al hospital. Están en lo correcto al hacer esto? En principio, la gente estuvo de lado de ellos pero esto cambió cuando quisieron que el bautismo fuera totalmente privado y mantener el nombre de los padrinos en secreto para proteger su privacidad. En este punto todo se volvio más indefendible ya que los contribuyentes pagan fortunas para que ellos tengan el nivel de vida que tienen. Como dije antes, en la reforma de Frogmore Cottage gastaron dos millones y medio de libras. A cambio de eso qué recibe el contribuyente? Cual es el limite de la privacidad?  No debemos olvidar que Harry es hijo de Lady Di quien murió en manos de esa falta de privacidad. J A T

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!