ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘LOLO’:

Respecto a la parte gay, te doy la razón, hay un patrón instalado en donde tenes dos extremos, o sos una cosa súper inflada o sos un twink, en el comienzo de mi adolescencia comencé a notar (Con 12 años) que mi cuerpo de “gordito” no llamaba la atención ni encajaba en el estereotipo del gay, pase de pesar 96kg a 53 en solo 6 meses (midiendo 1.81cm), estaba con una dieta hipocalorica de 600cal diarias y 4 horas encerrado entrenando, llegue al punto de caer en los desordenes alimenticios por querer encajar.
Aunque sea horrible, la verdad es que luego de esos 6 meses me comí a cuanto pibe quise, hoy sigo el mismo patrón que en aquel entonces y me cuesta recuperarme por más asistencia que tenga, hoy en Grindr o apps similares rechazan gente de forma hiriente y no miden el daño que pueden causar en el otro.

Es hermoso tener un cuerpo sano, pero si de mente andamos cortos, no hay gym que te la nutra.

Explorarse, conocerce, entenderse y aceptarse… Si, cuesta, pero es tan lindo cuando lo logras y te das cuenta que sos mas que un pedazo de carne.

Y ‘JUANNNN’ AGREGA:

Te digo esto con todo respeto: No es que te rechacen de manera hiriente, es que Grindr es una carnicería y los que están ahí, buscan carne.

Y repito: el problema no es que vos seas un pedazo de carne porque no lo sos, el problema es que te estas colocando en la vidriera de una carnicería para que los demás te “adquieran” o te “rechacen”

Grindr es un app destinada para la satisfacción tan inmediata como pasajera: Te abrís un perfil, pones tu mejor foto y le escribís a algún rambo vernáculo con la esperanza de que 10 minutos después (fotos de pija mediante) llegue a tu casa y te garche. Eso es lo que ofrece grindr.

El riesgo de sucumbir a dicha app es, como vos bien decís, sentirse un pedazo de carne. Pero para eso son las carnicerías…

 

LANPODCAST#57: EL CROSSFIT Y ESE MODO TAN ARGENTINO DE CALENTARSE CON LA TORTURA, LO MILITAR Y LOS IGUALES

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!