ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘HÉCTOR HERNÁNDEZ MONTECINOS’:

El documental de Lemebel me pareció pésimo, nefasto, un horror. En realidad es un documental con los materiales con los cuales se pudo hacer un gran y hermoso documental que no se hizo. Es un trabajo egoísta. No es para y por Pedro sino sobre ella misma con él. No existe ni el más mínimo atisbo de guión, de argumento, de relato. Son casi dos horas de material de archivo que a los 45 minutos ya agota. Pedro es maravilloso, increíble, brillante y es lo único que tiene y hace sentido en la película.

El único argumento es su inminente muerte y es lo que levanta el documental. Nada más. Es egoísta y eso me irrita. La directora es la protagonista y no el artista. Es un desastre. Uno termina por enojarse porque se farrea todo el material al que se tuvo acceso. Hasta da lo mismo lo de Gladys. Ese Pedro es lo que la directora cree de él. Un marica pirómano. A ese nivel. Los otros materiales están mal montados y hay escenas tan largas e incoherentes que no hubo la mínima edición. Creo que da tristeza todo lo que pudo ser y no fue. Es lamentable porque Pedro es un genio y sin él yo ni siquiera me hubiese atrevido a tomar un lápiz.

El Lemebel del documental es una sombra que habla. Una presencia saturada. Lo hace pasar del espectáculo a ser un espectro. Lo único hermoso y es con lo que me quedo es que tanto Pancho como él hacen referencia a los niños mariquitas. Uno de esos en los ochenta era yo. Amor eterno y admiración infinita a Pedro y Pancho. Este documental pudo haber sido un hito en la vida de muchos nuevos niñes. No lo fue. Una pena inmensa. Lemebel no necesitaba otra máscara como la del afiche. Nosotros lo necesitamos a él y ahora luego de ver esta película mucho más.

 

 

LANPODCAST#57: EL CROSSFIT Y ESE MODO TAN ARGENTINO DE CALENTARSE CON LA TORTURA, LO MILITAR Y LOS IGUALES

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!