ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘JOAQUIN FLENI’:

La señorita Oloixarac podrá ser criticada a causa de sus preferencias macristas, pero desde mi punto de vista ha realizado el cross over más prolijo y expeditivo de la literatura argentina. El recuerdo de Pola en tanto groupie gerontológica es como un frame subliminal de James Vicary en la proyección del eTrue Hollywood Story sobre los tropiezos políticos de una sonriente escritora anglocool.

Además, sin Pola Oloixarac ¿qué nos queda? ¿La tristeza lenta y periférica de Selva Almada con su aversión a las duchas y la ingenuidad propalestina?

No soy yo quien pide una renovación estética y temática de al menos dos décadas en el panorama femenino de la literatura argentina. Pero si otro lo pide, ahí estaré, aplaudiendo con la emocionante vehemencia de un patriota.

 

LANPODCAST#57: EL CROSSFIT Y ESE MODO TAN ARGENTINO DE CALENTARSE CON LA TORTURA, LO MILITAR Y LOS IGUALES

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!