Llegó el momento de comparar el desastre que se va con el desastre que viene. Debo decir que si fuera heterosexual y me dan para elegir entre garchar con Awada o garchar con Fabiola Yañez, elegiría a esta última. Sin embargo, lo que nos interesa aquí es el look de ambas Primeras Damas (de Dowager y de ‘to be’). Desde ya, el caso de Awada levanta aprobación inmediata de los supuestos especialistas por el ‘effortless chic’, la ‘calculated non challance’ y blanco blanco bla. Sin embargo, tenemos que apartarnos de la ropa como objeto aislado y pensarla en contexto. Este fue el debate presidencial ósea el momento en el que los candidatos se presentan ante la ciudadanía. En otras palabras, es un momento si bien no solemne; muy serio. El elegir este look arremangado, monocolor y con el pelo llovido refleja el tipo de personalidad que ha caracterizado al macrismo desde sus inicios que es ‘playing down’ su responsabilidad. Es el equivalente a Avelluto no usando corbata en una gala del Colon. Se confunde informalidad por eficiencia y como sabemos una de las razones par las que estamos hablando de Fabiola Yañez como la casi segura Primera Dama es porque durante el Macrismo, la eficiencia brilló por su ausencia.

 

 

Ahora bien, pasemos al look de ‘la’ Fabiola. Un desastre. El vestido Jackie con tamaño culo debería ser mas holgado y mas largo. Eso combinado con esos zapatos de madrina de bodas de la Avenida Boedo da un look muy secretaria gato de senador peronista. El pelo no ayuda tampoco y ni que hablar de la cartera. Esta mujer necesita asesoramiento y esperemos que sepa asesorarse como nunca lo supo el mamarracho que se va. J A T

 

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES LA OPINION LANP SOBRE LA REVUELTA POPULAR CHILENA

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!