FUENTE: DIARIOUNO.COM.AR

Con un número superior a las 10 firmas requeridas, parlamentarios de los opositores Frente Amplio (FA) y del Partido Comunista (PC) de Chile confirmaron  que presentarán una acusación constitucional en contra del presidente, Sebastián Piñera, y el ministro del Interior, Andrés Chadwick, por sus responsabilidades frente a las denuncias por violaciones a los derechos humanos durante el Estado de Emergencia y toques de queda.

La acción contra el mandatario y el ministro busca responsabilizarlos por las 19 muertes producidas en el contexto de la ola de protestas de la semana pasada, tras el aumento del boleto de transporte público, de las cuales al menos cinco se le atribuyen a acciones de la fuerza pública, durante la vigencia del Estado de Emergencia y el toque de queda.

“El PC tiene sus nueve firmas disponibles para la acusación constitucional (..), estamos redactando nuestros argumentos y fundamentos”, expresó a través de redes sociales la diputada Karol Cariola.

La también comunista Camila Vallejo, por su parte, expresó en la red social que su partido no permitirá que “se pretenda imponer una supuesta normalidad para abrir paso a la impunidad” e incluyó en su mensaje los hashtag #EnChileSeViolanDDHH y #AsambleaConstituyente.

Para iniciar el proceso, única forma de poder “hacer efectiva la renunciabilidad del cargo presidencial”, explica la diputada, se necesita un mínimo de 10 firmas, un número ampliamente superado.

El diputado Gabriel Boric, de Convergencia Social (CS), partido que integra el FA, utilizó también la red social para señalar que “como bancada (..) nos ponemos a disposición para acusar constitucionalmente al Presidente Piñera y a Chadwick, por las graves violaciones a los DDHH cometidas durante las últimas jornadas”.

Con esas palabras Boric daba a conocer públicamente que él y los miembros de la bancada de su colectividad sumaban sus rúbricas para iniciar esta acción contra el mandatario.

El FA adhiere así a la iniciativa impulsada por la humanista Pamela Jiles y su bancada a la que ya se habían plegado legisladores ecologistas e independientes, además de Revolución Democrática (RD), que ayer anunció que se pone “colectivamente a disposición de la acusación”.

Ninguno de los legisladores informó sobre los siguientes pasos ni fechas que tendrá la iniciativa contra el mandatario chileno, quien atraviesa una profunda crisis política -la más grave desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990)- que lo obligó a cambiar bruscamente el rumbo político de su gestión y pedirle la renuncia de todo su gabinete anteayer.

Para el Partido Socialista la eventual acusación constitucional tendrá más efectos comunicacionales que políticos y generará conflictos de gobernabilidad, por lo que ven más plausible apuntar hacia una acción contra Chadwick.

La ola de protestas que creció desde el viernes 18 de octubre en Chile y tuvo su punto máximo en una marcha multitudinaria una semana después -la más grande de la historia, según varios medios del país- fue reprimida por policías y militares en las calles.

La ex presidenta y actualmente Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, envió una misión especial que hoy llegará al país para analizar las denuncias y situación social.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES UNA LECTURA QUEER DE LA REVUELTA POPULAR CHILENA

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!