Como muchos de Ustedes saben me une una entrañable amistad con Vanessa y Felipe Noble por lo que me es dificil hablar de cosas que hablo con ellos en el contexto de confianza generado por nuestra amistad por lo cual lo que voy a plantear aquí es más la deducción de cuestiones hechas públicas en los últimos dias. La icónica foto de Vanessa con Alberto Fernandez en el bunker de Frente de la Victoria fue tomada inmediatamente despues al discurso inaugural y tiene un poder simbolico importante. Vanessa me la mostró casi en tiempo real y decidí no publicarla hasta que se publicara en otros medios por las razones antes expuestas. Su poder simbólico radica en algo que ya planteé en mi reseña de ese discurso inaugural en el que la grieta fue instalada a los gritos por un Axel Kicillof que buscaba marcar la cancha al nuevo Presidente y su flamante armador, Sergio Massa. La foto que Fernandez, visiblemente feliz, accedió a sacarse con Vanessa Noble, la mujer que ha reemplazado a Ernestina Herrera de Noble en la manor house de Vicente Lopez, fue, de algun modo, una respuesta a Kicillof. Es ese abrazo la expresión visual de un sistema de alianzas que aisla a Cristina y la empuja lentamente al rol simbolico analogo al de una Madre de Plaza o, en el peor de los casos, de un renunciante despechado Chacho Alvarez?

El acercamiento de Vanessa al peronismo se hizo evidente en dos momentos de mi amistad con ella. Cada vez que termino una charla con ella suelo decir, de manera estrictamente irónica: ‘Viva Perón’. Pero de su lado, sus respuestas a mi humorada se tornaron mas y mas convencidas. De manera similar, el video en el que se la ve rechazando los insultos imprudentes de Federico Andrahazi en una calle de Buenos Aires aparece haciendo comentarios filo Kirchneristas que sorprendieron a más de uno en este blog.

La pregunta es la de siempre con Vanessa: esta superada por su nueva realidad o está en total control de esa realidad? Digo esto porque esta movida política un tanto prematura de Vanessa ocurre en un momento de fragmentacion del poder hacia adentro del congromerado de medios del Gran Diario Argentino. El legado de Magnetto está articulado a través de las diferentes gerencias y de los inversores. Cada una de esas gerencias opera de manera fragmentaria y cabe preguntarse si no hay un diseño detrás de esa fragmentación. Tomemos como ejemplo la Gerencia de Relaciones Institucionales a cargo de Martin Etchevers quien, como nota de color, aceptara imprudentemente ser testigo de casamiento de Esme Mitre y Dario Loperfido. Hace unos días este blog dio a conocer un evento bastante patético en el que Marcela Noble, la enemistada hermana de Felipe, se apresuró a subirse al escenario de la gala del Hospital Rivadavia sin haber movido un dedo jamás a favor de esa Fundación. Al hacerlo, se estaba subiendo sobre el trabajo de Felipe y Vanessa y a los codazos le tocaba el culo a su hermano despues de cagarlo con parte de la herencia que no le correspondía. La pregunta es si esa tocada de culo era iniciativa de Marcela o de alguien más? Si la invitación fue cursada a través de la Gerencia de Relaciones Institucionales, fue Etchevers quien le avisó a Marcela. Pero fue un descuido o fue parte de una jugada Magnettista que viene teniendo lugar lentamente y a lo largo del tiempo para separar y enemistar a los hermanos y reducir la influencia de ‘la familia’ en las votaciones del Grupo?

El acercamiento de Vanessa al Gobierno viene a ser una coletazo de la inercia en la que el Magnettismo dentro del grupo sumió a la familia. Vanessa parece decir? Ah ok… me dejan sin margen? Miren como pego un salto… El esquema de poder Magnettista parece no haber contado con una variable: Vanessa Noble que por algo fue cobijada bajo el ala de Ernestina Herrera de Noble como ‘hija política’. To be continued.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES UNA LECTURA QUEER DE LA REVUELTA DE CHILE

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!