ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘MORENO’:

Lo agotador es la militancia de este tipo de prácticas!

Y como los medios al difundir permanentemente este tipo de contenidos se ubican en el lugar de la moral. Se lavan un poco con notas de color así.

Dan amplio espacio y cuentan las costumbres de estas mujeres como un ejemplo que deberíamos todos seguir!

O se está del lado del veganismo que es el “bien” o se defiende el maltrato animal, por lo tanto se es cruel.

De paso nos pasan el aviso de los kiosquitos veggie de las chicas.

En un rango de mujeres entre 20-50 años totalmente influenciadas por la bajada de línea permanente sobre qué hay que consumir y donde, cuál es la onda, a quiénes hay que votar, cómo hay que vivir, este es un modelo a seguir.
Y nuestras influencers vernáculas están ahí para marcarnos la agenda.

Las chicas que hagan lo que quieran con su alimentación y la de sus hijos.

El que no sigue esta tendencia tiene dos caminos: el de la culpa o el de la libertad.

Lo que pasa es que en una sociedad que se torna cada vez más acusadora se hace muy difícil encajar y defender los mínimos espacios de libertad que todavía se tienen.

 

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES UNA LECTURA QUEER DE LA REVUELTA POPULAR CHILENA