ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ‘JOAQUIN FLENI’:

Mientras la señorita Celeste Cid declara una férrea pertenencia al veganismo sus posaderas la contradicen. No es imposible, aunque sí extremadamente complicado llenar semejante retaguardia a fuerza de espárragos, alcaucil y rabanitos.

Una verdadera actriz vegana se reconoce por su andar etéreo , los fundamentos neurológicos de un paquero – no confundir con haber consumido Paco efectivamente como Celeste – y rictus de frustración intermitente.

En definitiva: la señorita Celeste Cid es una falsa vegana.

 

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES UNA LECTURA QUEER DE LA REVUELTA POPULAR CHILENA