ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE WÖLFFLIN

Recuerdo haber leído en el análisis de Slavoj Zizek sobre esta película algo así como que lo representa es el grado cero de la “revolución”, en esta especie de apocalipsis o pesadilla del capitalismo tardío. Lo difícil -y lo que el Joker no resuelve- es articular este “terror revolucionario” y traducirlo de mera negatividad a un proyecto político concreto. Es lo que Zizek llama también -en su jerga lacaniana- la ausencia de un “significante Amo”.

Me preocupa que algunos vean -sobre todo la izquierda vernácula- algo positivo en esto de que “la gente salió a las calles”, “la gente se hartó”; desde una perspectiva teleológica, debería ser un paso previo para algo superador, el problema es que no sabemos qué puede ser mejor que esto, que lo odiamos.

EL LANPODCAST DE VICTOR HUGO ROBLES HABLABA SOBRE ESTO EN EL CASO CHILENO

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!