Una de las cosas contra las que este blog ha, desde sus comienzo, conspirado es contra la ‘buena educación’ como ideología o, mejor dicho, como un modo retórico al servicio del poder y el privilegio. Muchas veces cuando aquellos mencionados en las criticas responden lo hacen desde el lugar de los ‘buenos modales’ e incluso, en los últimos tiempos, han venido apareciendo toda una serie de vocablos entre corporativos y corteses que no son mas que eufemismos destinados a mantener el statu quo. Un buen ejemplo de esto fue la entrevista al Principe Andrew para la BBC de hace una semana a partir de las acusaciones de haber tenido sexo, no una sino tres veces, con una menor de edad facilitada por el recientemente suicidado condenado por violaciones multiples, Jeffrey Epstein.

Cuando la periodista de la BBC, Emily Maitlis le preguntó si lamentaba su amistad con un abusador serial como Epstein, el Principe Andrés reformuló la pregunta, diciendo: ‘Usted me pregunta si lamento haber sido amigo de una persona que se comportó de manera indecorosa?’. La palabra en inglés que usó fue ‘unbecoming‘ que oscila entre inapropiado e indecoroso. Con sorpresa la periodista le dijo: ‘Unbecoming? Epstein fue condenado por abuso sexual.’ A lo que Andrew respondió: ‘Perdón, estoy siendo educado’. Trasmitido desde uno de los salones de Buckingham Palace, a esa altura, ese encuentro televisivo era un ensayo visual del lado B del privilegio, sentado con las piernas cruzadas y sin parecer estar demasiado preocupado, jugando de local tanto física o moralmente.

Cuando se le preguntó si recordaba haber estado con la joven que dice haber tenido relaciones sexuales tres veces con él, Andrew dijo: ‘Estoy casi, de hecho, convencido de que nunca estuve con ella’. Casi, de hecho? Frente a esto, Maitlis le preguntó si recuerda haberse sacado esa foto con la joven que se viralizó en donde la sostiene con la mano en la cintura. Andrew respondió que en la foto aparece transpirando y que él, por una cuestion médica, no transpira y que, además, ese día él había estado en la ciudad de Woking en un Pizza Express y que tiene buena memoria de eso porque él, siendo quién es, no va habitualmente a Pizza Express que es un lugar de comida barata. Como si fuera necesario aclararlo…

Luego cuando se le preguntó si se arrepentía de haber estado en la casa de Epstein tras su condena como abusador sexual,  increíblemente respondió que ‘la gente que el conoció -a través de Epstein- y las oportunidades que tuvo -en torno de el- le fueron muy valiosas’. Esto, sin jamas expresar pesar alguno por las víctimas del difunto abusador serial. Para peor, el modo de justificar haberse hospedado en la casa de Epstein en NYC tras la condena fue que para él esa era la forma ‘honorable’ de poner fin a una amistad. Ponele.

Indecoroso, educado, cortés, honorable? Una moralidad vacía revestida como el Palacio de Buckingham de pompa y decoración. Haberse negado sistemáticamente a llamar a un violador por su nombre e insistir en usar un lenguaje difuso demuestra lo que esa clase de privilegiados hace con el lenguaje y cual es el trabajo del resto de nosotros desenmascarando y yendo mas allá de las palabras vacías. J A T

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL DROIT DE SUITE

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!