ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DEL VERDADERO TROSKO:

¿Por qué será que este informe suena a rabieta del status-quo universitario? Un status-quo que se basa en la defensa de derechos adquiridos y no en la excelencia académica. ¿De dónde sale la idea de que “sería lógico que ganara alguien que ya está en la cátedra” sin preguntarse si esta persona tiene la idoneidad para ese cargo?

En la mayoría de las universidades argentinas (y me imagino que en otras partes también sucede), cuando se realiza un concurso docente muchos titulares y adjuntos pierden sus cargos a manos de personas que están más preparadas. El caso más común es de los investigadores que tienen doctorados y posdoctorados, que reemplazan a los titulares de cátedras que hace 20 años que vienen dando lo mismo, nunca se actualizaron, y ni siquiera emprendieron un camino en los estudios superiores. En la FADU todavía hay profesores que no tienen título universitario. Han quedado en sus puestos, justamente, en virtud de “derechos adquiridos” que nadie cuestiona. Claro, cuando aparece un concurso docente se revolucionan porque son incapaces de justificar la posición en la cual están desde el punto de vista académico. Quizás son buenos profesores, pero el haber aprendido a costa de “prueba y error” no es un mérito académico, como tampoco lo es haber trabajado ad-honorem. La universidad pública merece tener a los mejores docentes, bien capacitados, con estudios superiores, basados en investigaciones refrendadas por jurados de primer nivel, y no a docentes cuyo mérito es “el aguante”. En la mayoría de las universidades del mundo no se puede ser docente sin una maestría o un doctorado. En la Argentina persisten los que rosquean y los que “trinan”, así estamos…

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA EL ESCANDALO DE LA ORT

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!