Echaron al coordinador de la carrera Arquitectura en la UNLaM y profesores titulares (por decisión del DIIT)sin explicación alguna vía mail, por ende renunció todo el cuerpo docente dejando a todos los alumnos a la deriva y la carrera en peligro de que cierre.

ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE JENNIFER WAINBERG

La carta difundida por la Mesa Academica de Arquitectura de la UNLaM comienza con un repaso sobre el proceso de formación de la carrera que funciona desde el año 2016 en la universidad, donde el equipo comenzó su trabajo: “Hace, aproximadamente para estas fechas, siete años fuimos convocados por las entonces autoridades del Departamento de Ingeniería e Investigaciones Tecnológicas DIIT de la Universidad Nacional de la Matanza a proponer un plan de estudios, gestionar su aprobación ante CONEAU e iniciar el dictado de una nueva carrera de Arquitectura. El encargo vino mediado por recomendación de las entonces autoridades de la carrera de Arquitectura de la Universidad Nacional de Rosario, quienes habían sido convocadas originalmente para esta tarea. Fueron precisamente ellas quienes, habiendo fijado los lineamientos generales del programa, aconsejaron contactar a nuestro equipo por sus reconocidos antecedentes de enseñanza, investigación y transferencia en la UBA, focalizados además en el área de la Cuenca Matanza Riachuelo”.

En la segunda parte de la misma, denuncian espionaje y persecución por parte de las autoridades superiores de la universidad a la coordinación y el cuerpo docente, llegando en el día sábado 21 de diciembre a la “la baja por mail sin justificación alguna a los principales titulares y coordinadores del equipo”. Sobre los despidos el sindicato ADUNLAM todavía no se ha pronunciado, como tampoco el centro de estudiantes dirigido por la Liga Federal Universitaria (Juventud Universitaria Peronista).

En un confuso comunicado publicado en la cuenta oficial de Twitter de la UNLaM, reconocen que no le renovaron el contrato a 5 docentes de la carrera, basándose en el estatuto de la institución. A este último no tiene acceso toda la comunidad educativa, ya que el mismo no está publicado en los sitios oficiales de la alta casa de estudios. Cabe recordar también que en la Universidad de La Matanza, la gran mayoría de los docentes están contratados, por lo que no se respetan sus derechos laborales, establecidos en la propia legislación nacional. En diversas oportunidades se ha denunciado la precarización laboral que no garantiza la estabilidad docente y atenta contra la libertad de cátedra.

Entre las múltiples denuncian que vuelcan en la carta de la Mesa Académica de Arquitectura, describen que “si bien en un primer período, durante la gestión del Secretario Académico Domingo Donadello, se estableció una correcta relación presupuestaria docente-alumno y el inicio incipiente de un área de investigación mediante el financiamiento de un puñado de proyectos, la gestión siguiente debutó con una baja generalizada de salarios y dedicaciones al conjunto de los docentes circunscribiéndolo a las estrictas horas de dictado sin contemplar preparación y correcciones fuera de clase, ni investigación, ni gestión. Como resultado los proyectos fueron dados de baja por insostenibles y el único administrativo con el que contaba la carrera fue el primer despedido.”

A su vez, denuncian también persecución y espionaje: “acerca del estado de los espacios de trabajo” que “fue in crescendo hasta llegar a la denigrante designación de dos empleados dedicados a hacer rondines fotográficos de residuos para transmitirlos acusatoriamente a autoridades superiores como testimonio de la supuesta suciedad atávica de los docentes. (…) Reforzando el personal de espionaje, comenzó una tarea de lanzamiento de rumores sobre desinteligencias en el plan, desequilibrio entre las materias, denuncias a estudiantes supuestamente favorecidos o preferidos de los docentes, pedido de suprimir la acreditación de actividades extracurriculares, llegando al ridículo de denunciar “actividad política” de los docentes por mencionar la obra del primer período peronista en una conferencia sobre historia de la vivienda social en Argentina”.

Otra de las denuncias publicadas en dicha carta es “(…) la grabación de clases y conversaciones, o un sinfín de “anécdotas” puntuales entre las que destaca el intento de baja de una docente por embarazo, o discriminaciones de género u orientación sexual, son sólo algunas de las cosas que preferimos soportar estoicamente en función de privilegiar una y otra vez al proyecto académico y les estudiantes”.

Estudiantes de la carrera, mediante twitter y otras redes sociales denunciaron y difundieron esta situación junto con una convocatoria para el día lunes 23/12 a las 10 am para movilizar al centro de estudiantes exigiendo una respuesta frente a los despidos y el peligro de continuidad de la carrera.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA PERFUCH 2019