Ayer se cumplían 31 años de la muerte del Gran Puto Argentino Federico Moura, quien no sólo, como dice el lector Nerón ‘fue el primero en desafiar a toda la runfla retrograda, anacrónica, pedante obsoleta y aburrida de este ispa’ sino que fue la primer persona publica de morir de SIDA en un país que en 1988 aún negaba que dicha enfermedad ocurriera en la Argentina.

Pocos dias antes de su muerte, en la muestra Mitominas II que fue tema de Cañechat con Monique Altschul y en donde participaron entre otros: Liliana Maresca y Batato Barea con obras que, según entiendo, cambiaron el rumbo del arte argentino; Marcelo Pombo presentó una obra que era una invocación o una suerte de exorcismo para evitar la muerte de su ídolo. Esta obra es particularmente interesante porque en un contexto de arte conceptual y politico, Pombo hacia una obra con un fuerte contenido afectivo que funcionaba como una operación testimonial y una declaracion de voluntades en un contexto de trauma. Esta foto me la mandó el mismísimo Pombo hace un mes y, según entiendo, es primicia total. El cuadro que ven atrás es el cuadro en cuestión y consta de varias flores con la palabra ‘Virus’, como si fueran células virales entorno de una flor en el medio con la frase ‘Adorando la vitalidad’ de Luna de Miel, canción legendaria de Virus. El titulo de la obra es precisamente ese.

Aquí abajo, la canción en cuestión y la entrevista con Monique Altschul.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!