ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE BRAD PITT BULL

ZAFFA OCHENTA VECES fue leído en parte pero patrocinado por Fillipi (el de las manos) que alentaba la aparición de las décimas que “estudiaron” Miguel Hernandez y Violeta Parra. Agradecí respetuosísimo la invitación, pedí acelerar “Legítimo Usuario de armas de Uso Civil Condicionado” a los juristas presentes, particularmente al Secretario de Justicia. Comenté la elección del arma que siniestró al fiscal general (conocido como Alberto), y concluí que “se podría haber tirado por la ventana”. Los secretarios estuvieron en aquella escena ciento cincuenta horas. Leí -entonces- tres décimas de un total de ochenta versos, uno por año de los que cumple Raúl. Los compañeros desbordaron con hurras mi intervención y volví a sentarme en la mesa, con Hebe y Horacio Gonzalez. En determinadas circunstancias, nobleza obliga, la “madre de todas las cosas” solamente habla conmigo, lo entiendo porque somos amigos desde hace veinte años o más años. Comentamos varias cuestiones al oido cuando los decibelios fueron a mas. Hebe tiene muy buen concepto del jurisconsulto por cuestiones personales, allende la categoría de Raúl, blasones comparables a los de Tierno Galván o Sandro Pertini (según remarque en los versos). Generosidad leal y responsable. Siempre según mi modesta (y vehemente) opinión, estos dos notable tienen mala prensa y estamos advertidos del desmedido menoscabo que sufren. Pero las elites judiciales -del concierto de izquierda antiimperialista- estaban dispuestas como “amigos y aliados” celebrando ochenta cumpleaños. Madre sigue curiosa con mi proyecto literario de “cuadros de la guerrilla dispuestos como doce apóstoles” y tiene razón, me he diluido en el verso menor. Saludé a las ministras y a cuadros estratégicos de brillo. Miguel Rep vino a saludarme tan afectuosamente. Deberíamos concluir juntos algunas décimas redondillas bien elegidas. Pueden agarrase de los pelos los “liberals”, los republicanos, los tardo peronistas; rasgarse las vestiduras un ejercito de enanos (no literalmente, sí usted no quiere); pero en las elites nadie come vidrio. Son el destilado de muchos años en las categorías mayores del pensamiento latino americano.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA MEGHAN Y HARRY