ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE INTRANAUTA

Intenté escuchar lo que hace esta especie de “artista”.

Luego, recordando su apellido busqué un dato que suponía y me entristeció.

Resultó ser pariente, nada menos que del gran Pedro Maffia.

Pobre Don Pedro si escuchara lo que hace Paula, tan chato como la gran mayoría de la música popular actual.

Bien haría está “pseudo-musica”, en dejarse de pavadas y ponerse a estudiar un poco a ver si alcanza a atarle la correa de los zapatos al extraordinario Pedro Maffia, quien era hermano de su bisabuelo y fue uno de los más talentosos bandoneonistas de la historia de nuestra música.

Un artista cabal, un músico al que el mismísimo Troilo le ha dedicado una pieza.

Alguien que ha grabado duetos inolvidables de bandoneon, por ejemplo con Pedro Laurenz.

Un músico de cuando existía la música y nuestro país valoraba su cultura y los artistas eran artistas.

Un grande don Maffia, el “pibe de flores”, de una vida muy sufrida, un músico para recordar.

Un músico de verdad, no un comerciante de la berretada y la bazofia narcisista de la música popular de hoy, sino alguien que vivió y murió por la música, que vibró en lo hondo de su bandoneon.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA MEGHAN Y HARRY