ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE ITO

Tuve una relación de fines de Noviembre a principios de Abril – 4 meses – hace 15 años que me persiguio (“haunt” seria mas apropiad) durante 5 años. La conocí en su etapa pre psicótica, sabia que no era amor, era jugar en el espacio posible del otro. Pase ese verano compartiendo su locura, nos divertimos hasta donde el cuerpo nos dejo. Me entregue a su manipulación a cambio de sexo, en todos lados, a toda hora, de toda las formas, hasta que quiso definir mi vida. Un limite que marco el fin del experimento, lo plasme en una carta, y me sometí a meses de tortura. Mensajes de texto en todo momento describiendo lo que yo hacia, intentos de hackers de adueñarse de mis cuentas, me esperaba en la puerta de casa, el trabajo o hasta algún lugar ocasional. Me contaba con quienes y como estaba intentado infligir celos y cuando eso no resultaba buscaba aplastar mi autoestima como si destruido podía someterme. La manipulación bajo desesperación potencio su creatividad, hasta que termino internada. Toda relación deja algo, esta me mostró que había en mi para haber jugado en esas profundidades, me conocí en un lugar donde vi el inminente llamado a una reconversión. Desde ese lugar, fui cometiendo cada vez menores, más pasajeros y menos profundos errores, hasta que me encontré, así pude encontrar una felicidad más plena. No hay en el otro nada que no haya en nosotros. La cura es encontrarse, no culpar a otro.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA MEGHAN Y HARRY