ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE BRAD PITT BULL

Otra cosa PARA SITE, la formidable comedia coreana que recuerda a las cintas de Alex De la Iglesia por los enredos, la eficacia, la estética y la épica de las personas normales en una misma casa o un consorcio. “Parasitos” es un dantesco episodio de los Simpson, metafórico y atrayente. Recuerda a Él Sirviente y Tom Ripley, el carismático estafador de Highsmith. Quizás PARA SITE se mida con Dolor y Gloria por el premio a “película extrajera” o hablada en otro idioma. La cinta coreana recuerda la vivienda marginal de Joker pero sentencia: “Para que un plan no salga mal, mejor no tener ningún plan”. La familia Parásito no tarde quince minutos demostrar el “talento de buscavidas” de padre e hijos. Durante media hora parece un mundo de “padres tontos con hijos “que resuelven todo con apenas señal de Wifi, tampoco para siempre ni definitivamente”. Una cinta que recuerda a Ripley y El Sirviente, incluso a Almodovar, termina como los colares episodio de comedia negra firmados por al gran director de “El Día de la Bestia” y El Consorcio. Comedia Negra que nos recuerda que los privilegiados pueden nacer con ingenuos con privilegios, pero los marginados van a seguir oliendo a pobreza. El olfato y el desprecio, el engaño insuficiente. El Sirviente es la inspiración para esta tragicomedia coral sin “abusos infantiles” ni mas trastornos mentales que los de clase, los que te tocan. Parasito tiene giros inesperados y pasos de comedia de humor negro. El final épico de Once Upon a Time es un viaje lisérgico de 5o céntimos. Parasito es un gran final de sangre clases que viven vidas sin remedios..’

Y AGREGA:

Esta gran cinta coreana merece un comentario. Se presenta como El Sirviente (la gran cinta de Dirk Bogarde, con la que tiene un núcleo común) pero coral y colorida. El “parásito sirviente” nos remite directamente a Tom Ripley, el héroe de las novelas de Patricia Highsmith, pero las hechuras, como la pluralidad de protagonistas (no hay un protagonista, son familias enteras), Nos remite el gran cine de Alex De la Iglesia. Parásito tiene giros inesperados (todos son giros inesperados) y una poderosa metáfora social: Los planes. Dice el humilde “labriego” que “Para que un plan no salga mal mejor no tener ningún plan” (para los humildes no existen planes perfectos) .. Pero Parásitos (De la Iglesia) no da un respiro ni a los planes de esta extraña (y neorealista) Familia Ripley coreana. Es una estupenda comedia amarga que se codea con Dolor y Gloria entre las películas “extranjeras” del año. Tiene aromas italianos, judíos y hormonas femeninas.

Y ADEMÁS

Parásito “parasita” del arte cinético de Alex De la Iglesia, el “patrón de la estancia” del cine en nuestro idioma con base en Madrid. “El Consorcio” es Parásito en Chamberí. Esto no le resta mérito alguno a la obra coreana, todo lo contrario, es un cumplido que confirma que estamos antes una muy buena película, que nos va a sorprender. La Condición Humana. Quizás esta cinta sea el reciclaje de los clásicos de la literatura rusa, se inspira para cuadrar una formidable cinta con detalles qué recuerdan a Woody Allen, De la Iglesia, el propio Almodovar, el cine italiano, la comedia de enredos.
Si rememora a estos titanes (Titanic) es que tiene categoría suficiente, metáforas de calado, FAVELA, contraste terrible de clases socioeconómicas, humor negro y hechuras de cine grande. En el contexto (la previa de los Premios Oscar), esta formidable cinta coreana, se antoja el condimento que Hollywood necesita, una película extranjera.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PAR MEGHAN Y HARRY