Qué mal tiene que estar el periodismo cuando Celina Chatruc no encuentra otro recurso estilístico que comenzar su pieza periodística respecto de las alternativas encontradas por Art Basel, la principal feria de arte del mundo, para que su negocio no termine de colapsar en manos del Coronavirus. En un giro retro a tipo de lenguaje de expendedora de Pan Dulce directo del horno de Las Violetas, Chatruc usa una frase iniciada por un verbo infinitivo para rematarla con lo que, en ingles, se llaman ‘tag questions’. En el caso de Chatruc es: ‘Asistir a una inauguración de arte en pijamas. Por qué no?’. I mean…

Lo que, en principio no alcanzo a entender es por qué Chatruc no va a los números y al business model de Art Basel (de hecho hay estudios académicos sobre esto) y antes de mojarse la chabomba considerando una genialidad todo lo que salga de las cabezas de esos empleados corporativos descendientes de Nazis, no hace algo mas interesante y nos cuenta, en realidad, por qué están demostrando tanta desesperación y falta de creatividad. O Chatruc nos está tratando de decir que es una genialidad que la opción a una feria física sea una virtual? Please…

Luego dice: ‘Una buena noticia para quienes están en cuarentena y para celebridades como Leonardo DiCaprio, que en diciembre último recorrió con capucha y guardaespaldas los pasillos de Art Basel Miami para evitar que le sacaran fotos’. Si a alguien le parece que alguien que no quiere que lo fotografíen va a un lugar a donde la gente va, en principio, a fotografiarse con una capucha como creíble e, incluso, interesante es que està alucinando. Es evidente que la pluma de la Chatruc emula al milímetro a la pelotudez glorificada por una público cuya voz social es directamente proporcional a sus problemas de comprensión escolar.

Luego Chatruc nos cuenta el nombre re de esta iniciativa de ArtBasel; ‘Titulada Online Viewing Rooms (OVR), la iniciativa digital se extenderá durante más tiempo que su versión “física”, que estaba prevista para fines de este mes. Tras ofrecer desde el miércoles dos días exclusivos a invitados especiales, del 20 al 25 de marzo se abrirá sin costo a visitas de cualquier usuario de Internet, a través del sitio artbasel.com/viewing-rooms y de la aplicación de Art Basel . Algunas de las obras que presentarán más de 230 galerías ya pueden verse en redes sociales, donde comenzaron a difundirse con el hashtag #ArtBaselOVR’. A esta altura podemos concluir con cierta información que el único intento (y digo… ivntento) de ‘originalidad es el juego de palabras entre el acrónimo Online Viewing Rooms (OVR) y el hashtag en donde al colocarse OVR inmediatamente depues de la ‘l’ de Art Basel se forma fonéticamente la palabra ‘Lover’. A mi, en lo personal, me parece un cachivache y la falta de originalidad preocupante sobretodo porque lo que esta en jugo aquí es la naturaleza misma del negocio que es ‘que te vean comprando’.

Algo parecido ocurre con Art Dubai y debe recordarse que esta gente ya vendió sus stands por lo que ahora tienen que devolver el dinero a las galerías o darles alguna otra solución que, en este caso, es, para hablar mal y pronto: ‘el mailing List’. No pido que hagan un análisis de todo pero tampoco olvidarse de pensar. J A T

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA LA ELEVACION DE LA CACA EN CATEGORIA ARTISTICA