ESTE TEXTO NO ES MIO SINO DE EZEQUIEL SPILLMAN PARA PERFIL

Había logrado ser uno de los 139 estudiantes de 36 países del planeta en conseguir una beca de la universidad de Tsinghua en Beijing. Quien lo había recomendado con una carta oficial para ir a vivir a China había sido nada menos que Mauricio Macri cuando aún era presidente. Sin embargo, aunque dejó Argentina a mitad del año pasado para tener una nueva vida, para Pedro “Piter” Robledo, una de las caras visibles de la juventud del PRO y ex titular del Injuve (el organismo nacional dedicado a los jóvenes) la pandemia del coronavirus lo obligó a rearmar su vida y pasó por cinco países en pocos meses. “Piter” estaba en receso de vacaciones de la universidad cuando, a comienzos de enero, China comenzó a sentir los efectos del Covid-19.

El rápido crecimiento obligó a la universidad a localizar al grupo de 139 estudiantes extranjeros para echarlos de Asia. A cada uno se les preguntaba dónde querían ir fuera de China. En ese momento, Robledo decidió ir a Estados Unidos por dos semanas: allí tenía una entrevista pactada para el 20 de enero. Pero quienes administraban las becas, al crecer la pandemia, les informaron que el regreso se demoraría, al menos, tres semanas más de los quince días iniciales. En ese momento se dio cuenta que iba a ser complicado. Viajó a Amsterdam para vivir con su hermano y esperar que, como querían las autoridades de Tsinghua (la misma casa de estudios donde se graduó el presidente de la República Popular, Xi Jinping), se relocalice parte de la universidad en Dubai para que continúen los estudios.

La mitad de sus pertenencias habían quedado en el campus de Beijing aún. “Piter” pensó que podía ir, con pocas horas de vuelo, desde Holanda. Pero Emiratos Arabes cerró su frontera y ese proyecto chino también quedó trunco por el coronavirus. La beca incluía dinero para moverse, además de la beca de estudios propiamente dicha, con lo cual aún tenía margen para movilizarse. Así, decidió viajar a París, para quedarse a vivir con una amiga. Viajó la semana pasada. Y a los pocos días Francia anunció el cierre de sus fronteras. Por ahora, sigue estudiando de manera online, como en la mayoría de universidades del mundo

Con 28 años, la idea del joven, que fue una de las voces más conocidas del PRO, era no regresar a Buenos Aires: en Argentina alquilaba un departamento y, de regresar, tendría que volver a vivir con sus padres. Por ello, por ahora, espera en París en un departamento prestado que el coronavirus comience a ceder en Europa. Por lo pronto, espera regresar a Asia en un mes y trabajar para Venture Capital, un fondo de inversión.

EL LANPODCAST DE ESTA SEMANA ES PARA LA MUESTRA DE LA CACA

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!